Denuncian que sojeros fumigaron sobre una escuela en el límite entre Luján y Rodríguez

Denuncian que sojeros fumigaron sobre una escuela en el límite entre Luján y Rodríguez

Lo hizo la Multisectorial contra el agronegocio “La 41”. El hecho habría sucedido en cercanías de la Ruta 6 el pasado martes 5 de septiembre pese a haber una ordenanza de la vecina ciudad que establece normativas y regulaciones para la actividad, muy perjudicial para la salud.

El pasado martes 5 de septiembre en horas de la tarde, el conflicto y la polémica por las fumigaciones con agrotóxicos sumó un nuevo capítulo en la región. Es que la Multisectorial contra el agronegocio “La 41” denunció una nueva violación a la ordenanza 5953 de la ciudad de Luján que establece, desde su aprobación en 2011, un marco regulatorio para la actividad, muy perjudicial para la salud.

Según el organismo, el hecho sucedió en el límite entre Luján y General Rodríguez, en inmediaciones de la Escuela Primaria N°22 y del Jardín de Infantes N°902 del vecino distrito, ubicadas cerca del cruce de la Ruta 7 con la Ruta 6, por la Avenida Teresa Mastellone.

El comunicado del organismo explica que en esa fecha, a las 15.40 horas, “se desarrollaba la fumigación por mosquito de un campo, localizado sobre la Ruta Provincial 6, ex Ruta Nacional 7 y callejón M. T. Mastellone, donde se siembra soja transgénica. El mismo se encuentra lindero a la Escuela Primaria N° 22 y el Jardín de Infantes 902 del partido de Luján, así como también cercano a zona de viviendas que pertenecen unas a Luján y otras al partido de General Rodríguez. En ese horario los niños y niñas se encontraban en la escuela, muchos de ellos y ellas realizando actividades físicas en el patio“.

Y agrega: “Frente a esta situación, llamamos a la comisaría 1ra del partido de Luján donde se informó la situación, intentamos acercarnos al “mosquito” en plena aplicación para que cese la misma, pero nos fue imposible. Nos estaba envenenado y tuvimos que retirarnos. Vimos en el mismo campo los bidones utilizados en la fumigación. Los mismos correspondían a 2-4D y Cletodim, productos cuya toxicidad aguda (se refiere a los efectos inmediatos a su exposición) es, según la OMC, de categoría II ‘Moderadamente peligroso’, mientras en Argentina son considerados como banda verde (libre venta)“.

La Multisectorial trabaja desde hace años en la región, en una zona que incluye, además de Rodríguez, a Marcos Paz, San Andrés de Giles, Exaltación de la Cruz y Mercedes. Las denuncias vienen de hace años y en Luján crece el debate dada la existencia de la ordenanza que, al menos en su normativa, prohíbe fumigaciones aéreas con mosquito a menos de 500 metros de establecimientos escolares, centros primarios de salud, casas aisladas, reservas naturales.denuncian-fumigacion-agrotoxicos-1

Entre los 100 y 300 metros se pueden usar máquinas terrestres, pero se debe dar aviso con 48 horas de anticipación a la autoridad del lugar y debe hacerse fuera del horario escolar.

Además, también prohíbe fumigaciones a 100 metros de cursos de agua.

Entre otras cosas, la ordenanza exige que los envases de los productos químicos deben ser sometidos a triple lavado, y corte o perforado. Prohíbe su incineración y regula el manejo del residuo.

Entre las sanciones por el incumplimiento de la normativa, establece multas económicas, decomiso, clausura y baja del registro de aplicadores.

Los antecedentes que motivan la lucha de la Multisectorial

Un mes antes de la promulgación de la ordenanza en Luján contra los agrotóxicos, en junio de 2011, se conoció el caso de Juan Milesi, un nene de 4 años que padecía de leucemia desde 2008, poco después de que una avioneta de fumigación lo rociara con el veneno en Mercedes.

La historia tomó notoriedad nacional a raíz de los diversos medios que se hicieron eco, aunque varios años después de la noticia, la problemática continúa. En un artículo del sitio Noticias Ancap de julio pasado, se publicó una situación que ocurre en Exaltación de la Cruz, donde dos nenas de 12 y 13 años de edad fallecieron a causa de los agrotóxicos. Una hace dos años con cáncer y tumores cerebrales y la otra hace algunos meses, con diagnóstico de cáncer de ovarios. Además, hay una tercera niña que, segun la nota, se encontraba internada en el Hospital Garrahan en un delicado estado, con cáncer de colon y metástasis.

Además, una docente de la Escuela Primaria N°8 Mariano Moreno, ubicada en una zona rural de Mercedes junto a la Ruta 39, comentó que en dicho establecimiento, todos los niños padecen de problemas respiratorios por las constantes fumigaciones en el área.

denuncian-fumigacion-agrotoxicos-4

Otra avanzada en Luján para resolver la problemáticadenuncian-fumigacion-agrotoxicos-3

En julio pasado se presentó en el Concejo Deliberante de Luján un proyecto de ordenanza de Agroecología. La iniciativa cuenta con un aval de más de 130 firmas y fue impulsada por la Multisectorial contra el agronegocio La 41, con el apoyo de productores orgánicos locales, asociaciones civiles, gremios agrícolas y vecinos de localidades rurales.

Entre otras cuestiones, la ordenanza propone la creación de una Dirección Municipal de Agroecología y la “protección de la producción agroecológica con una zona de exclusión en la que estará prohibido el uso de agrotóxicos”.

También crea un “Consejo Consultivo Asesor Municipal Agroecológico integrado por productores, consumidores, con la finalidad de proponer acciones coordinadas en los sectores públicos nacionales y provinciales en función de la definición y el cumplimiento de las políticas agroecológicas”.

Además, busca la “creación de un Sistema Municipal Único de Certificación Participativa que tendrá la posibilidad de otorgar un sello de origen al alimento o materia prima agroecológica con el objeto de que dicha materia prima o alimento pueda ser identificado fácilmente por el consumidor”.

El comunicado completo de la Multisectorial contra el agronegocio La 41:

Otra escuela fumigada en Luján- Gral. Rodriguez

Otra vez una escuela rociada con venenos en el Partido de Luján. Esta vez, el martes 5 de septiembre, le tocó a la Escuela Primaria N° 22 y al Jardín de Infantes 902, en pleno horario escolar, casi en el límite entre Luján y General Rodríguez, violándose la ordenanza 5953/11.

Todxs conocemos los niveles de vulnerabilidad económica y edilicia de las escuelas rurales. Sin embargo, hay un problema que afecta a las mismas y a toda la comunidad educativa, y del que las autoridades (municipales, provinciales y nacionales) no se hacen eco: los grandes problemas de salud a los que docentes y estudiantes están expuestos, asociados a las fumigaciones que sufren las escuelas en el ámbito agrario.  

El uso, año tras año, de los más de 300 millones de litros de agrotóxicos para la producción agrícola (sin importar el cultivo) es un problema que afecta a todos los habitantes de pueblos que viven en zonas rurales o rururbanas. Las comunidades educativas de las escuelas “del campo” son un sector terriblemente vulnerado y expuesto a estos químicos y a las enfermedades asociadas a los mismos.

No son pocos los estudios que evidencian los efectos que estos tóxicos tienen sobre nuestra salud. En el 3er Congreso de Médicos de Pueblos Fumigados, se ha expuesto cómo desde pequeños pueblos hasta en poblaciones más amplias de nivel provincial (como en Chaco y en Córdoba) o nacional, la exposición sólo al glifosato (uno de los tantos venenos utilizados en los campos) afecta la salud reproductiva con aumentos de abortos mal llamados “espontáneos” y malformaciones congénitas, problemas endócrinos como hipotiroidismo, trastornos del desarrollo neurológico o cognitivo y tasas de cáncer que se disparan triplicando las incidencias, prevalencias y mortalidad por enfermedades oncológicas. Y éstos son sólo los efectos de mediano o largo plazo. Irritaciones en la piel y dermatitis, vómitos, náuseas y diarreas, edemas pulmonares o arritmias y mareos o alteraciones en la conciencia, son algunos de los efectos instantáneos que pueden sufrir adultos/ as y niños/as al momento de realizada la fumigación. 

Las escuelas de nuestro distrito no son una excepción a esta problemática. En primer lugar porque rara vez se cumple la ordenanza N°5953 del año 2011, que norma la utilización de estos tóxicos y establece distancias y mecanismos de uso de los mismos. Es común observar las fumigaciones en las denominadas “zonas de resguardo”, que supone, al menos, 100 mts de centros escolares, sanitarios, casas aisladas, reservas naturales y cursos de agua, y pocas veces notifican a las autoridades de estas instituciones con 48 hs de anticipación, ignorando la prohibición de fumigar en horarios de clase y de atención médica en los centros de salud (art. 6 y 7).

En este marco, el 5 de septiembre de 2017 a las 15:40 hs se desarrollaba la fumigación por mosquito de un campo, localizado sobre la Ruta Provincial 6, ex Ruta Nacional 7 y callejón M. T. Mastellone, donde se siembra soja transgénica. El mismo se encuentra lindero a la Escuela Primaria N° 22 y el Jardín de Infantes 902 del partido de Luján, así como también cercano a zona de viviendas que pertenecen unas a Luján y otras al partido de General Rodríguez. En ese horario los niños y niñas se encontraban en la escuela, muchos de ellos y ellas realizando actividades físicas en el patio. 

Frente a esta situación, llamamos a la comisaría 1ra del partido de Luján donde se informó la situación, intentamos acercarnos al “mosquito” en plena aplicación para que cese la misma, pero nos fue imposible. Nos estaba envenenado y tuvimos que retirarnos. Vimos en el mismo campo los bidones utilizados en la fumigación. Los mismos correspondían a 2-4D y Cletodim, productos cuya toxicidad aguda (se refiere a los efectos inmediatos a su exposición) es, según la OMC, de categoría II ‘Moderadamente peligroso’, mientras en Argentina son considerados como banda verde (libre venta).

Exigimos a los gobiernos municipales de Luján y Rodríguez intervenir en el marco de nuestro derecho a un ambiente sano, citado en el Art. 41 de la Constitución Nacional y, puntualmente al gobierno de Oscar Luciani a hacer efectiva la ordenanza N°5953/11, luego de 6 años de incumplimiento.

Exigimos sean vaciados, limpiados y analizados los tanques de agua de la escuela y que se ponga al conocimiento de la situación a las familias y personal docente y auxiliar de la misma, como también a la población afectada a su alrededor, con el fin de definir los niveles de exposición de esta misma población a los tóxicos y tomar las medidas de asistencia médica correspondientes.

Exigimos el cumplimiento inmediato del Art. 55 Ley de Residuos Peligrosos N° 24051 y el Art. 200 del Código Penal. Así como también la Ley General del Ambiente 25675 y la Ley Provincial Integral del Medio Ambiente y los Recursos Naturales.

Exigimos también a los sindicatos de docentes y auxiliares a intervenir en función de proteger los derechos laborales de las y los trabajadores de las instituciones citadas.

Finalmente, exigimos al Ministerio de Educación tome cartas en el asunto y asuma esta problemática, incorporando el “Protocolo de Actuación ante casos de fumigación con agrotóxicos en las adyacencias de escuelas rurales” en el marco de los Protocolos de ¨Prevención de Riesgos en las escuelas.


Redaccion por Hernan Cohen

Y vos que opinas?

1 comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>