Un rodriguense arrancó el año con una impensada travesía

Un rodriguense arrancó el año con una impensada travesía

Se trata de Daniel Noguerales. Tiene 49 años y se dedica al transporte escolar. Sin experiencia previa en el pedaleo, largó el 1º de enero hacia Corrientes, donde exclusivamente agradecerá al Gauchito Gil. Detalles de su periplo.

26654082_1267360983396796_1691258119_o-1Como todos los años, Daniel emprendió un viaje hacia Mercedes, Corrientes, para celebrar el Aniversario del Gauchito Gil que se festeja anualmente todos los 8 de enero a modo de promesa. Hasta el año pasado, todos los periplos hacia aquella provincia habían sido en su automóvil y junto a su familia. Sin embargo, en este decidió cambiar la modalidad.

Para el 2018, el vecino buscó redoblar la apuesta y decidió llevar a cabo el viaje que consta de más de 900 kilómetros sobre su bicicleta. Eduardo Franco, amigo personal de él, aceptó la propuesta de Daniel de emprender lo que comenzó como un delirio y terminó como una realidad. Ambos, oriundos de nuestra ciudad, largaron el último lunes, 1º de enero, pasadas las 14 horas desde el centro de General Rodríguez. Sin embargo, dos días después, Darío se vio obligado a frenar por problemas físicos cuando llegaron a Gualeguaychú y pegó la vuelta hacia nuestro distrito.

La Posta tuvo la chance de poder dialogar con Daniel Noguerales (DN) en los distintos parates que tuvo hasta entonces y nos contó sus sensaciones personales, el porqué de este viaje en bicicleta y lo que le dijeron sus familiares y amigos:

LP: – ¿Qué te incentivó en emprender este viaje?26238349_1265568440242717_406564743_o

DN: – El incentivo es que soy devoto del Gauchito Gil. Vamos todos los años con mi familia y amigos. Este año decidí aumentar la apuesta, medio a modo de locura, y en vez de ir a agradecer por trabajo y salud muy cómodo en el auto con la familia, decidí hacerlo solo y en bicicleta. Que cueste el sacrificio.

LP: – ¿Hubo preparación para el mismo? ¿Te sentís confiado en que vas a llegar?

DN: – Hace cinco meses estoy preparándome en General Rodríguez. Primero en el Polideportivo y después en la ruta. Me asesoré con verdaderos ciclistas porque yo soy amateur, soy un caradura (risas). Ellos me dieron una mano. Ahora estoy dándome cuenta que todo lo que me dijeron me sirvió.

LP: – ¿Cuántos viajes tenes hechos hasta la fecha?

DN: – No te voy a mentir. Este es mi primer viaje en bicicleta y no sé si va a ser el último (risas). En bicicleta sólo anduve de chico, y últimamente sólo cuando me preparé.

LP: – ¿A qué te dedicás en la vida cotidiana?

DN: – Me dedico al transporte escolar en General Rodríguez.  Es un trabajo familiar, ya que hace 24 años me ocupo de esto con mi esposa.

LP: – ¿Qué apoyo recibiste de tu familia? ¿Y amigos o conocidos? ¿Qué fue lo primero que te dijeron?

DN: – El apoyo de mi familia es incondicional. Es el primer apoyo que tuve y tengo, tanto en lo anímico como en lo emocional. El apoyo que tengo de mi señora y mis tres hijos es lo que me motiva. En cuanto a mis amigos, algunos me apoyaron y otros se me rieron, me trataron de loco en la buena forma.

26653348_1267359810063580_1840391669_oLP: – ¿Por qué lo “elegiste” a Eduardo para el periplo?

DN: – Elegí a mi amigo Eduardo porque él y su mamá son todos devotos del Gauchito Gil. Tenemos eso en común. Y como somos grandes amigos de hace muchos años, enseguida se anotó.

LP: – Cuando llegues, ¿va a haber fuerzas para volver?

DN: – (Risas) Tengo planeado llegar el 8 de enero (lunes) a la mañana a Corrientes. Y no voy a volver en bicicleta. Ya tengo reservado el pasaje para regresar en un micro de línea y enviar la bicicleta y equipación por encomienda.

LP: – Una vez en Corrientes, ¿quién va a ser la primera persona a la cual le vas a hacer llegar la noticia?

DN: – Cuando llegue a Corrientes, al santuario del Gauchito Gil, a la primera que voy a llamar es a mi señora y seguidamente a mis hijos, los primeros que me apoyaron en esta locura.

LP: – ¿Por quién emprendes este viaje? ¿Por vos, por tu familia o por el Gauchito Gil?

DN: – Este año lo hice solo a modo de pedir favores, como se le pide al santo correntino, trabajo y salud. No lo hago solamente por mí, sino para toda la familia.

26654819_1267361136730114_2078350253_oEn este momento, Daniel se encuentra a 30 kilómetros del objetivo. “Ya lo tengo”, soltó en las últimas horas, y añadió: “La pasé muy mal. Me agarró el calor, el viento en contra, la lluvia y la tormenta, estoy muy acalambrado”. “Después de dos días y medio me bañé y me cambié de ropa”, confesó. Además, se mostró muy emocionado al respecto: “No lo puedo creer. Estoy llorando solo”, cerró.

Mañana a primera hora completará el viaje hacia Mercedes, Corrientes, donde se encuentra la Cruz Gil, lugar donde está situado el santuario del Gauchito Gil. Es decir, llegará un día antes del evento que se llevará a cabo el próximo lunes.


Redaccion por Redacción

Y vos que opinas?

1 comentario

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>