Las peligrosas “picadas” de motos del Acceso Oeste

Las peligrosas “picadas” de motos del Acceso Oeste

Se repiten en la Autopista del Oeste muy seguido. En diciembre hubo un accidente que de milagro no terminó peor. Esto formaría parte de una organización de jóvenes de la región, según indicaron vecinos.

J (Jonathan), de 23 años, resultó herido en un accidente de tránsito sobre Acceso Oeste. Éste iba sobre su motocicleta, aparentemente, sin el casco de seguridad colocado. Fue alrededor de las 2 de la madrugada del lunes 10 de diciembre cuando perdió el equilibrio de su vehículo. El joven cayó arrastrado sobre el asfalto bajo el guardarrail, mientras la moto también estaba arrastrándose produciéndose chispazos.

Según trascendió, otro vehículo habría chocado por detrás a la moto -supuestamente venía a 140 kilómetros por hora- y por eso se produjo el siniestro. Amigos lo habrían trasladado al hospital, donde, afortunadamente, le diagnosticaron sólo golpes y raspones.

Sin embargo, la cuestión va más allá. La congregación de jóvenes de esa edad a esa hora de la noche se debería a que en ese sector del Acceso se llevarían a cabo “picadas” ilegales. Aparentemente, son organizadas de forma privada y particular a través de un grupo de WhatsApp con punto de encuentro en la Petrobras ubicada junto a la autopista y se solería correr desde el Puente Castro hacia el siguiente puente, camino a Luján.

La gravedad del asunto es que, además de mayores de edad, concurren menores, generando un riesgo mayor a la comunidad rodriguense. Muchas son motos grandes, pero el riesgo es alto. La autopista no controla la situación y lógicamente, los jóvenes eligen los lugares donde no ven controles.

48360291_292017668115336_1034957135445753856_nHay padres que lo saben y otros que no. Pero parece que la comunidad no presta atención, hasta que es muy tarde, como pasó con el “stunt”, práctica que ya se ha llevado un puñado de vidas jóvenes en nuestra ciudad, con complicidad de adultos, que no suelen limitar a los chicos, que son los que más rápido se “prenden” en la moda y los que más defienden su “hobbie”, contrariando múltiples reglas de tránsito y prácticas preventivas. Tampoco hay políticas claras para concientizar sobre el tema ni foco puesto por ningún sector político.

Vale recordar que las muertes por accidentes son una de las primeras causas de muerte en los jóvenes. Si el Estado no se fija y las familias lo permiten, el futuro de las cifras de fallecidos será como viene: en aumento.


Redaccion por Hernan Cohen

Y vos que opinas?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>