Recuerdo tras la muerte de un reconocido vecino en los planos social, cultural y comercial

Recuerdo tras la muerte de un reconocido vecino en los planos social, cultural y comercial

Falleció el 22 de diciembre, tras complicaciones en su salud. Tenía 83 años. Conocé su historia en el distrito.

El 22 de diciembre pasado se dio a conocer la triste noticia del fallecimiento de Juan Carlos Costalonga, un rodriguense que dejó un legado importante en la ciudad por su intensa actividad social, cultural y comercial.

49535992_535093136992124_7750482624111443968_n

Juan Carlos, en sus 50º aniversario de casado.

Nació el 12 de septiembre de 1935, en decir, tenía 83 años de edad. Sus estudios primarios los realizó en el Instituto San José, época en la cual no se aceptaban mujeres en el establecimiento.

Tras concluir los estudios, junto a su hermano, Guillermo, abrieron la Ferretería Costalonga, ubicada en Pellegrini al 700. No obstante, además de ferretero, se desempeñó como alumbrador, albañil -como su padre, Leonardo José-, parquero, canillita y carpintero

Más adelante, con Manuel Legaz y Peña, dos amigos, construyeron y fundaron la panadería y confitería Aloha.

Además, construyó Torre Sol, el primer edificio de pozo en su totalidad vendido en los años ’80. Aquí estuvo acompañado por De Laurente, Malvino (Delma Agropecuaria) Rubén Calonje y Lionel Costalonga, su hermano.

En lo que respecta a su desempeño cultural, cabe destacar que fue uno de los precursores y exponentes del tenis en el Porteño Atlético Club (PAC). Además, formó parte del grupo “Yancay” con músicos como “Pochoclo” Bressani, Reynaldo Ministrini, el “Gordo” Moreno, “Pepe” Scaiotti y Lionel Costalonga, e integró el Club de Leones de Gral. Rodríguez con Dr. Calonje y “Titito” Ferrer.

juan-carlos-costalonga-1En política, incursionó en el bloque La Nueva Fuerza que tuvo como candidato a Chamizo Ondart en 1973. Años antes, había conformado la primera comisión directiva de la Cámara Empresaria de General Rodríguez como secretario de relaciones públicas. Y un dato de color: Previo a la llegada de la Democracia, se reunía con amigos en casas e invitaban a personalidades de la política. Es por eso que años después el Dr. Raúl Alfonsín llegaría a Gral. Rodríguez cuando era un posible candidato a la presidencia.

“Era una persona apasionada, inquieta, siempre buscando hacer algo diferente, es así que recuerdo la mudanza de la ferretería al local de San Martín, donde está el correo actualmente: tenía aire acondicionado, música funcional, servían café y gaseosas, algo común en esto días pero totalmente extraño en esos momentos”, recordó Silvana, su hija.

Fue hijo de Leonardo José Costalonga y Carmen Angélica Puglia, estuvo casado con Lydia Malvino, con quien tuvo dos hijos: Javier y la propia Silvana. A su vez, cinco nietos y una bisnieta.

Falleció el 22 de diciembre después de una serie de complicaciones en su salud, rodeado de toda su familia. “No hubo velorio por qué así el lo pidió, sólo una pequeña reunión el 24 cuando fue cremado, con amigos y familia en el Jardín de Paz, donde ahora descansa una parte de él; la otra viajará a Bariloche, un lugar del país que el amaba”, cerró Silvana.

49619818_331519234118699_1995343429495685120_n

Fotos: Silvana Costalonga.

Redaccion por Redacción

Y vos que opinas?

1 comentario

Responder a Silvana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>