Increíble, pero real: A una hora del impacto de camiones, una camioneta chocó una baliza

Increíble, pero real: A una hora del impacto de camiones, una camioneta chocó una baliza

No hay dos sin tres. En menos de 24 horas hubo tres choques graves en la Ruta 6, dos de los cuales, en cuestión de una hora, chocaron por la misma razón, la mala señalización de una parte de la Ruta 6 donde se debe ejecutar una obra vial. Esta vez, fue con suerte, los ocupantes de la camioneta no tuvieron heridas.

b8558d9d-5d25-44f7-8c52-bde4d13cf950Lo publicamos pasada la medianoche, sin embargo, no hubo tiempo para terminar de compartir la noticia con todos, que ya había ocurrido otro accidente. ¿En Gral. Rodríguez? No, en el mismo sitio que una hora antes. Ya nos habían reportado desde el punto del hecho, que lo más probable, fuera que el accidente que involucró dos camiones en el kilómetro 135 de la mano a Luján, se generara por la oscuridad presente frente a un desvío de obra que aún no comenzó a ejecutarse en la autovía y que provoca un desvío mediante tachos con balizas hacia la mano opuesta, por un tramo de dos kilómetros, hasta su nueva bifuración.

El tramo separado para no circular no quedó correctamente señalizado y las balizas que deberían avisar con espacio suficiente del desvío, evidentemente no alcanza, además, no hay personal dispuesto para la tarea y durante la noche ya han sucedido incidentes en los cuales los vehículos se llevan por delante los tachos y luego los que vienen atrás tampoco se desvían. Esto pasó a las 23 horas con dos camiones. Para cuando el primer camión vio el desvío, el segundo no pudo evadirlo en la frenada y por poco termina en tragedia.

Una hora después de este hecho grave, una camioneta Ford Ranger de último modelo padeció la misma situación que los camiones y se accidentó al llevar por delante un tacho de los usados como baliza. Efectivamente el impacto lo podría haber hecho volcar. Por milagro, sólo le rompió la trompa y una cubierta, lo cual generó daños, pero no causó lesiones a los tres ocupantes, la familia Sánchez, que venía de Santa Teresita hacia Campana. Tanto Leandro (20), como María Belén (24) y una menor de 15 años, resultaron ilesos.

Esta vez, dada la peligrosidad, la Policía Rural se quedó resguardando el lugar, dando aviso a otras áreas para tratar de cortar con esta cuestión, que debería estar resolviendo la empresa responsable.


Redaccion por Hernan Cohen

Y vos que opinas?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>