Una buena y una mala de la calle Corrientes

Una buena y una mala de la calle Corrientes

Esta tarde llegaron novedades de la calle más usada por industrias locales y uno de los accesos más usados también para ir a los dos hospitales del distrito. Una es por complicaciones a raíz de una nueva acumulación de agua y otra es la eliminación en una obra muy esperada de un defecto del pavimento en un sector que se volvía muy peligroso.

La buena:

repararon-tramo-que-esobresalia-el-pavimentoEn Corrientes y Dávila se realizó una obra para remover el montículo generado por el levantamiento de parte del pavimento que se hbaía producido en una zona específica. Junto con algo de asfalto que se le había agregado arriba, se suavizaba, pero era tan alto y abrupto, que podía generar accidentes. Tanto  por motociclistas o automovilistas que lo circularan en velocidad, como por alguno que  pudiera verlo de golpe y para esquivarlo, terminar en un daño mayor. Este lugar se ubica en Corrientes casi Dávila.

Luego de varios meses en ese estado, que obligaba a muchos a pasarse a la mano opuesta para no dañar el tren delantero, ahora se puede ver la imagen del asfalto alisado, con un color distinto, pero completamente llano, lo cual agilizará mucho el tránsito y le dará mayor seguridad. Respecto de la concreción de las obras totales de la calle, estas dependen de la Provincia de Buenos Aires, que según trascendió, deberían completarse durante este año.

Aún resta resolver la situación de varios puntos que están con roturas, especialmente el que se sitúa cerca del cruce del ingreso al country El Nacional, donde justamente, hay un problema que detallamos a continuación.

La mala:

Llegando a la zona industrial, pasando el ingreso a Marolio y a poco del cruce del puesto policial hay un bache muy profundo que suele ser noticia por los accidentes que genera o los colapsos viales. Sin embargo, hoy, cubierto de piedras, obliga a frenar, pero se deja transitar momentáneamente, esperando la resolución provincial de la obra que debe realizarse allí. Pero a solo unos 70 metros de allí, comienza la acumulación de agua que se genera a raíz de la descarga de una empresa que sería de índole harinera del sector industrial.

Esas descargas se acumulan sobre la calle (que es provincial porque es parte de la Ruta 24, al unir los trayecctos del hospital a la Ruta 6 y el del cruce Las Latas) y a pesar de no haber llovido, llegaba a ocupar una mano completa.

Para colmo, el agua cubrió por completo un bache que ya ha causado hasta semi vuelcos de vehículos varios días atrás. Ahora, primero la policía y Tránsito y luego una camioneta de la Unidad de Pronta Intervención, señalizaron el área (la UPI de manera más efectiva) para evitar que durante la noche alguien tire el cono y caiga en el bache o se accidente.

Ahora resta saber si mañana se resolverá el tema. En principio, lo que trascendió es que se notificará a la empresa de lo ocurrido, ya que debería estar resuelta hace tiempo la situación, con una obra de desagüe hacia la zanja del lado del frente del Parque Industrial.

Tema luces:

Además de la reparación total de los baches por parte de la provincia, hay que solucionar que hay un tramo de más de 10 luces que no funcionan desde la entrada de Marolio hacia Las Latas. Según lo consultado, se debe a una falla de un cable que hay que cambiar. Por lo pronto, se resolvió esta noche el arreglo de la luz del cruce, que estaba sin funcionar.

luz-arreglada-calle-corrientes-cruce


Redaccion por Hernan Cohen

Y vos que opinas?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>