Dos bataholas y un aviso de más violencia: Tres escuelas secundarias en vilo por riñas juveniles

Dos bataholas y un aviso de más violencia: Tres escuelas secundarias en vilo por riñas juveniles

El miércoles y el jueves se produjeron incidentes entre distintos grupos de adolescentes, alumnos de las secundarias 1 y 2 y de la Escuela Técnica Javier Tapié y salieron a la luz hasta videos de las peleas, amenazas, fotos de chats y advertencias referidas a una continuidad de los hechos. Un mayor fue llevado a la comisaría, se investiga la participación de varios menores y se espera un fuerte operativo de prevención para el horario de ingreso de hoy.

La historia de violencia juvenil ya ha dejado heridas profundas en el recuerdo de nuestro distrito. Son muchos los casos de violencia donde se han llegado a perder vidas por riñas entre jóvenes, pero aquel caso de Johana Reyes en el Día de la Primavera de 2009 nos debería poner a pensar en qué hemos aprendido en casi 10 años de aquel triste episodio donde una chica amenazó y llegó a pelear con Johana escondiendo un arma con la cual le terminó quitando la vida.

Hoy, esta misma mañana, tras dos días agitados de peleas grupales en plena calle, de amenazas vía redes sociales, de rumores, de versiones, de videos con armas y de advertencias cuasi mafiosas, algunos grupos de tres escuelas públicas tienen aterrorizados a centenares de padres que no saben si enviarán o no a sus hijos a la escuela y la alerta terminó llegando (algo tarde) a las autoridades municipales, que ya tuvieron que salir a anticipar un operativo de prevención en la puerta de las instituciones involucradas. Se espera que con la presencia policial, se pueda prevenir, pero habrán charlas generales con padres para tratar de evitar que el tema siga escalando. ¿Qué pasará el fin de semana si se cruzan en otros ámbitos?

Lo trascendido y consultado:

Según lo que se llegó a conocer, tanto en las jornadas del miércoles 8 y jueves 9 de mayo, en alrededores de las instituciones educativas de nivel secundario de cercanías del Polideportivo, se cruzaron distintos grupos de chicos para dirimir conflictos por la vía de los puños. Hechos violentos que sin dudas tuvieron una escalada inmediata en la segunda jornada, donde múltiples menores de edad salieron hacia la puerta del Javier Tapié a esperar un conflicto con muchos más partícipes dispuestos. Según se conoció, autoridades se percataron de la situación que venía con amenazas desde redes sociales y se evitó que muchos salieran a la puerta, aunque algunos incidentes se generaron y de todos modos habrían existido agresiones físicas.

Objetos que estarían dispuestos por algunos de los involucrados para atacar a sus rivales.

Corren por las redes en estos momentos múltiples capturas y videos realizados por chicos, principalmente, en los cuales se ven a varios grupitos de chicos empujarse, golpearse y patearse en plena calle, con intromisiones de terceros, con amenazas y con los típicos inconscientes y sádicos que se divierten mientras sucede, tanto varones como mujeres. Lo que se dice, un verdadero caldo de cultivo para una tragedia.

Pero no quedó allí todo, hubo mucho tiempo hasta que alguna fuerza pudo intervenir y para cuando se pudo dispersar, sólo se logró llevar a la Comisaría 1° a un joven de 18 años del barrio Güemes que habría estado involucrado en la gresca. Pero oficialmente no hay nada muy preciso, sobran versiones que pasaremos a detallar.

Origen del conflicto: En algunas áreas educativos corrió la noticia de que todo habría sido por una pelea entre dos chicos por una novia, otra referida a una disputa entre “bandas de dos escuelas” y otra referida a “una pelea de banditas de dos barrios”, con algunos componentes que se habrían juntado luego en una plaza al grito colectivo de “Marín”. También circuló que alumnos de una escuela habrían sido robados días atráss y un rumor les indicaba que los delincuentes serían alumnos de la otra escuela, por lo cual comenzaron a organizar una emboscada.

Evidentemente del conflicto original a la escalada posterior, cual teléfono descompuesto, se escaló muy rápido y sin mucha lógica. Y esto no es raro en la época de redes sociales que vivimos, donde una imagen llega a miles de celulares en diez minutos y un texto puede ser leído de la peor manera, una broma interpretada como una amenaza y una amenaza como una broma. Hay mucho por trabajar con los chicos Y ADULTOS para que sepan dar un mejor uso a la tecnología, para interpretarla y para utilizarla.

En las dos bataholas de los días pasados, no se habrían presentado chicos lastimados, al menos no de gravedad, aunque cualquiera que vea las imágenes, observará que tranquilamente podría haber sucedido. Para el viernes, el personal de Seguridad estará reforzado para evitar conflictos desde temprano, algo que también tuvo críticas de sectores porque aseguraban que los últimos días no se venía cumpliendo con una presencia sólida en el corredor eduativo que va por la avenida Presidente Perón.

Comunicaciones tardías e indirectas:

En un principio, salió una publicación en Facebook en la escuela N°2 Combatientes de Malvinas, admitiendo y advirtiendo a los padres de retirar a los chicos antes, mientras que paralelamente empezaban a trascender los videos y fotos de chicos con manoplas y armas blancas y otras fotos sueltas de armas de fuego que supuestamente estaban en posesión de algunos de ellos para usarlas contra sus “enemigos”.

Ya  muy tarde por la noche, en uno de los perfiles de facebook del Intendente Darío Kubar, se comunicó que el Municipio estaba al tanto y que va a brindar la seguridad pertinente al horario escolar mediante un operativo especial, aunque ya son muchos padres que por las dudas podrían no mandar a estudiar a sus hijos. Incluso hubo cadenas de mensajes sin ninguna certeza, en las cuales se sumaban a la lista instituciones privadas, también del Sur de la ciudad, aunque no hay ningún dato preciso que involucre al momento a gente de esas instituciones.

En su mensaje, el Intendente fue puntual en un concepto, pidió colaboración a las familias de los responsables menores para que prevengan “entendiendo que los padres son responsables por las conductas de sus hijos”.

Editorial: Escasa información volvió a generar desesperación

No es la primera vez que mencionamos que las autoridades de las distintas ramas de Educación (ya sean de las escuelas, de Inspección Gral. o del Consejo Escolar) se pasan de protocolares y no comprenden la época en la que vivimos en términos del flujo veloz de la información y de la importancia de tener canales ágiles y verificables. Por la tarde, cuando todo lo sucedido en la zona Sur del centro empezaba a tomar relevancia en las redes, La Posta intentó comunicarse con distintas autoridades tanto de Educación, como de Seguridad. No todos contestaron y los que lo hicieron, dieron muy escasa información.

facebookDada la delicada cuestión a tratar, el medio prefirió aguardar, evaluar más datos y testimonios y no generar una situación de pánico sin razón. Pero la realidad, es que los eventos tan grandes como los que ocurrieron entre tantos chicos y en plena vía pública, son imposibles de guardar en una caja de menor resonancia. Al evitar la difusión de la información en un medio de comunicación público, lo único que se logró, es que esta función pase a ser realizada por personas comunes, como los menores y sus padres, los cuales no suelen entender del manejo de los datos o del impacto del material en los demás. Por ello, desde la tarde recibimos múltiples mensajes con material pidiendo la inmediata publicación de certezas. Sin embargo, la información era lenta y escasa. Por lo tanto, lo viral, terminó siendo lo que las personas que no se dedican a manipular información de esta índole, fueron sacando a conocer, acrecentando mucho las chances de que la información no cumpla un rol positivo o al menos prudente.

Tal vez sea hora de aggiornar algunas estructuras anticuadas que limitan desde los papeles o desde los intereses sectoriales a las autoridades, pensando que pueden retener la explosión de la noticia si la acotan hacia los medios periodísticos.

Señores: tengan en claro algo, es 2019. Existen las redes sociales y si ustedes no comunican, la gente común rellenará el vacío, como pueda. No colaboren con el desorden, no aumenten el problema, por favor eviten estas situaciones y siempre, elijan comunicar mediante los pocos medios que tiene la ciudad. Es mucho mejor una multitud bien informada, que una turba alterada sin un contexto ni orden para los datos. Algún día, deberían dar el paso de pueblo, a ciudad, en estos temas.

En cuanto a los lectores, lamentamos que estas situaciones demoren tanto nuestro trabajo, ya es complicado con una escasa estructura, poder conseguir todos los elementos y lograr una edición adecuada y precisa bajo presión, como para agregarles estos condimentos. Hubiese sido mucho mejor salir con la información a media tarde, pero preferimos la prudencia, a la primicia.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?