Mientras se tramitan unas 1000 causas en la Provincia, Rodríguez sumó una nueva amenaza de bomba a una escuela

Mientras se tramitan unas 1000 causas en la Provincia, Rodríguez sumó una nueva amenaza de bomba a una escuela

El hecho ocurrió el jueves 16 de mayo en horas de la tarde en el Colegio Parroquial San Carlos Borromeo, que debió ser evacuado. El Intendente anunció que realizó la denuncia correspondiente, que se suma a los 1000 casos que están en trámite en la Fiscalía del Estado.

Alrededor de las 14:00 horas de este jueves 16 de mayo, se registró una amenaza de bomba al Colegio Parroquial San Carlos de Borromeo, ubicado en Carlos Pellegrini al 800.

Como producto del mismo el establecimiento debió ser evacuado hacia la Plaza Central Martín Rodríguez y en la escuela trabaron agentes de Tránsito local, Defensa Civil, Policía y Bomberos Voluntarios, quienes cortaron el tránsito de la cuadra entre España e Int. Pedro Whelan por prevención. El escuadrón de bombas de la brigada antiexplosivos no logró detectar elementos de riesgo.

Si bien no hubo que lamentar una triste noticia, esto generó malestar y desesperación en los padres de los alumnos y alumnas que se enteraron de esto mientras sus hijos e hijas se encontraban allí.

Ayer, el Municipio comunicó que el Intendente, Darío Kubar, radicó la denuncia correspondiente en la Fiscalía N°10 a cargo del Dr. Federico Luppi. La Fiscalía de Estado -que es el organismo constitucional a cargo de la defensa de los intereses del tesoro público, impartirá penas desde los $60.000 a los responsables del delito. Este es el costo que se supone movilizar, ante cada amenaza a un edificio público, personal de la policía, de bomberos, de la dirección antiexplosivos y ambulancias.

El mismo organismo, según publicó el medio La Nación, se encuentra tramitando unos 1000 casos sucedidos en la Provincia. Las causas se inician en sede penal por el delito de intimidación pública sobre la base del artículo 211 del Código Penal cuando la policía interviene en las denuncias luego de las llamadas al 911.Un vez que se forma la causa, la Fiscalía de Estado se presenta en la querella como particular damnificado y, una vez reunidas las pruebas, se interpone una demanda civil. Si los responsables son menores, éstos quedan sobreseídos y sus padres deben responder patrimonialmente por el perjuicio ocasionado.

De acuerdo a lo mencionado por La Nación, “luego de cada llamada al 911 en la que se advierte sobre una amenaza de bomba se activa un protocolo en el Ministerio de Seguridad. Primero se avisa a la Dirección de Explosivos y se envía un camión con contenedor especial para trasladar artefactos explosivos. En el vehículo van dos peritos para inspeccionar el lugar. Al mismo tiempo, interviene personal de la comisaría más cercana para evacuar el establecimiento.Se inspecciona el lugar y se labra un acta, con la participación de, al menos, un testigo. En cada maniobra se movilizan brigadas de explosivos, bomberos y personal de Defensa Civil, además de ambulancias. Y se pone en alerta a los hospitales de la zona”.

El año pasado se registraron varias amenazas de bomba en Rodríguez (la más afectada fue la Escuela Secundaria 6) y por ello no fue casualidad que el Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez fuera, junto a Lanús y La Plata, una de las jurisdicciones donde se dieron la mayor parte de los casos.

 


Redaccion por Redacción

Y vos que opinas?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

?>