Transformaciones en la industria de la música

Transformaciones en la industria de la música

Tras la caída de la venta de los tradicionales discos, la revolución del streaming y sus plataformas se convirtieron en un gran negocio. Hoy, millones de suscriptores abonan un importe mensual para disfrutar de canciones en línea, sin necesidad de decargarlas.

La entrada de internet en todos los hogares del mundo en finales del siglo XX, significó un duro golpe para la industria de la música. Resulta que los usuarios de la web comenzaron a reemplazar la compra de discos, por las  descargas de canciones en MP3, lo que terminó en una fuerte caída de las ventas. Esta situación, llevó a que muchos artistas tuvieran que priorizar los espectáculos en vivo para generar más ingresos, y aumentar sus giras y presentaciones nacionales e internacionales. Sin embargo, con el correr de los años y el avance tecnológico, la aparición del streaming se presentó como una grata solución.

Resurgimiento con la música digital

Si bien en un principio internet se presentaba como un gran problema, con el correr de los años se volvió su principal fuerte. La música digital se convirtió en el gran motor de las ganancias para la industria, posibilitado por grandes plataformas como lo son Spotify, Deezer o Apple Music. Estas plataformas permiten escuchar canciones en la web sin necesidad de descargarlas, cobrando a sus usuarios un monto de suscripción por mes.

Además, las mismas se encuentran siempre vinculadas con las redes sociales, de modo que los usuarios pueden compartir sus listas y comentarlas con sus amigos. Lo que antes significaba comprar discos por separado, ahora es simplemente ingresar a las plataformas y tener a disposición miles de discos y temas para ser escuchados desde cualquier dispositivo móvil.

Se estima que alrededor de 176 millones de personas en el mundo se suscribieron a estas plataformas en el año 2017. En algunos lugares los números son realmente esclarecedores de la magnitud del crecimiento de este fenómeno. En Latinoamérica, el crecimiento de las ventas fue de un 17,7%, mientras que en China crecieron en un 35,6%. Un número verdaderamente importante.

Spotify y YouTube

YouTube se presenta como una de las plataformas más populares desde donde los usuarios escuchan música. Al ser una opción gratuita, representa el 52% de las reproducciones, y se dice que aporta menos de un dólar por cliente. Spotify, por su parte, representa el 28% de las reproducciones, y aporta 20 dólares. Esta amplia diferencia, es
foco de debate para los expertos y empresarios del sector. Sin embargo, aunque no ya no representa un gran problema, todavía la piratería tiene su presencia en algunos países como España, donde una gran cantidad de usuarios eligen escuchar música en sitios web ilegales.

El vinilo y su resurgir

Al contrario de lo que puede creerse, el resurgimiento del vinilo se presenta como otro auge que está viviendo la industria musical. Cientos de usuarios buscan en el mercado acceder a reproductores y discos de vinilo, e incluso es posible encontrar equipos nuevos y de último modelo en varias tiendas de electrodomésticos. Se trata de un público más nostálgico, que decide volver a escuchar los grandes músicos de la historia, y afirman que la calidad del sonido es considerablemente superior a la del formato digital.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?