Caso Brandon Loyza: cómo pasó los 23 días que estuvo desaparecido

Caso Brandon Loyza: cómo pasó los 23 días que estuvo desaparecido

Se fue de su casa un viernes 30 de agosto y lo encontraron en la noche del domingo 22 de septiembre. Su odisea y cómo actuarían las autoridades sobre su futuro.

Brandon Loyza (13) fue encontrado a las 23.40 horas de ayer, domingo 22 de septiembre, tras 23 días desaparecido desde que escapó de su casa en Malvinas el viernes 30 de agosto. Lo hallaron en buen estado de salud, con la misma ropa con que se fue, en un puesto de venta ambulante en inmediaciones de la estación de trenes de Merlo, tras el aviso de vecinas del nene que lo habían visto y avisaron a la familia.brandon-loyza-aparecio-2

Rápidamente la Policía se trasladó hacia allí y pudo dar con el menor, por quien muchos pensaron lo peor teniendo en cuenta la cantidad de días que se lo buscó, pero también por quien en todo momento las autoridades manejaron la hipótesis de que se encontraba con vida por los múltiples rastros suyos que se fueron hallando en los rastrillajes y que daban cuenta de que el nene había estado en esos lugares hasta 72 horas atrás.

Según pudo averiguar La Posta, Brandon pasó estas más de tres semanas deambulando a pie principalmente por Rodríguez. Anduvo en cercanías del arroyo de Malvinas, donde hallaron rastros suyos, y ha dormido “en casas abandonadas, plazas y en el descampado de Corrientes y Trueba”, confirmaron fuentes de la investigación que encabezó la Comisaría Segunda a cargo de Federico García con una operativo de búsqueda que estuvo a cargo del comisario Carlos Silva, Jefe de Gabinete de Búsqueda de Personas de la DDI de Moreno, con colaboración de Gendarmería, comisarías de Moreno y Rodríguez y Secretaría de Seguridad municipal, conducida por Sergio Fernández.

El nene también estuvo en la localidad morenense de Catonas y finalmente en Merlo donde fue encontrado. Se cree que tuvo ayuda porque su huída fue “muy precisa”, más allá de que se fue sin dinero y sólo con lo puesto. Lo llamativo del caso es que habrían llegado a comprobar que estuvo incluso en la zona del Fonavi, muy cerca de la casa del padre y de otros familiares, pero no llegaron a detectarlo. De todas formas, investigadores destacaron que creen que “hubo gente que lo vio pero no se involucró” pero igualmente “hubo gente que sí aportó datos”, desde llamados telefónicos, avisos por redes sociales y hasta la denuncia de un chofer de La Perlita que aseguró haberlo llevado en un colectivo.

Si bien anoche se rencontró con su familia, Brandon aún no volvió ni a la casa de su madre ni de su padre. Fuentes confirmaron que no tendría buena relación con ninguno de los dos y que ya sería la cuarta vez que huye de su casa, por lo que aún es resguardado por las autoridades y se esperan pericias psicológicas y la intervención del área de Niñez municipal. La Justicia del fuero de Familia evaluaría por estas horas derivarlo a una Casa de Abrigo, aunque es algo que no pudo confirmarse oficialmente. Lo cierto es que ahora el trabajo será desmenuzar los por qué de las frecuentes decisiones del nene de huir y permanecer, a su corta edad, tantas noches fuera de su casa, durmiendo a la intemperie y expuesto al frío y los peligros.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?