homicidio-natalia-rocha
Seguridad Destacado 21 MAR 2018

Detuvieron a un femicida en el barrio Agua de Oro

Compartí en las redes

Estaba prófugo de la Justicia y era considerado el responsable de un horrendo crimen cometido hace cuatro años en la localidad de Bella Vista. El testimonio de su familia.

La semana pasada, la Policía logró dar con el autor de un horrendo crimen cometido en Bella Vista hace cuatro años. En el barrio Agua de Oro de nuestro distrito, concretó la detención de Roberto Marteau (38), alias "Beto el Piojo", que estaba prófugo de la Justicia y es considerado el responsable de la violación y homicidio de Natalia Rocha, una adolescente de 16 años, el 10 de enero de 2014. La victima vivía sobre la cale Juan Manuel de Rosas al 600, en el barrio San Ambrosio. Según la información que circuló, había salido de su casa el 9 de enero para encontrarse con su novio y nunca llegó a destino. Había sido interceptada y llevada a la casa de Marteau, en las calles La Quiaca y Guaraní del mismo barrio, a unas pocas cuadras de donde había salido. Allí, el recientemente detenido, junto a Gonzalo Emanuel "El Gordo" Ortíz y dos menores de edad, ya condenados en juicio oral, la agredieron sexualmente de manera alternada y durante casi una hora, con acceso carnal vía vaginal y anal, al tiempo que le propinaron golpes de puño y con otros elementos en su rostro y en el cráneo. Le quebraron la mandíbula y le produjeron un traumatismo encefalocraneano que terminó con su vida. Con el cuerpo envuelto en sábanas y cortinas, la colocaron en el baúl del Ford Falcon, patente XBJ-662, color verde, de Marteau, y la llevaron hasta el arroyo Las Catonas, en Moreno. Allí arrojaron el cadáver, entre labasura, y lo prendieron fuego. Horas más tarde, la Policía encontró el cuerpo con las piernas incineradas. Su familia la buscó por todos lados e incluso siguió pistas que resultaron ser erroneas, como los dichos de una persona del barrio que les había dicho que se encontraba en el barrio porteño de Chacarita. Finalmente, terminaron yendo a la morgue donde el cadáver de Natalia estaba inscripto como NN. Terminaron reconociendo el cuerpo por tres tatuajes que ella tenía. Marteau, el único prófugo de la causa, había sido buscado todo este tiempo e incluso el Ministerio de Seguridad llegó a ofrecer una recompensa de entre $50.000 y $150.000 a quienes brindaran información sobre su paradero.Fuente: El SanmiguelinoEl testimonio de su familia tras la captura:
BANNER CAMIONEROS CABECERA