Familia de hombre asesinado, enojada por la liberación del homicida

Familia de hombre asesinado, enojada por la liberación del homicida

Se trata de Leonardo Eugui, de 27 años, quien el 9 de diciembre de 2018 apuñaló en un enfrentamiento vecinal a Carlos Aguirre (38), que terminó falleciendo en el Hospital dos semanas después. Familiares de Aguirre reclaman que Eugui fue liberado con el argumento de “exceso en la legítima defensa” aunque la víctima presentaba 18 puñaladas, varias de ellas en la espalda.

carlos-aguirre-homicida-libre-1

Las heridas en la espalda de Aguirre. Algunas tenían entre 4 y 11 centímetros de profundidad.

Hacía minutos que River se había consagrado en la histórica final ante Boca en el Bernabeu y, según cuentan desde su entorno familiar, Carlos Osmar Aguirre (38) había salido de su casa en Callao y Avellaneda (barrio Los Cedros) para ir a la casa de sus padres, a unos metros de allí, a celebrar el título del Millonario y bromear con ellos, que son hinchas de Boca.

Era un tramo de unos 12 o 15 metros que “Pitino” (como muchos lo conocían) debía recorrer, pero ese tramo fue el escenario de la tragedia. En el trayecto se cruzó con Leonardo Eugui (27) que vivía en la cuadra y estaba saliendo de su casa en su automóvil Ford Ka. Aguirre estaría alcoholizado y Eugui, se desconoce.

Aunque aún no están claras las circunstancias del hecho, se dice que habría habido un entredicho entre ambos (habría sido por el resultado del partido dado que el joven sería hincha de Boca) y que instantes después, de acuerdo a lo declarado por los únicos dos testigos oculares, Aguirre habría pateado el auto de Eugui y luego lo habría tomado del cuello para sacarlo y trenzarse en una lucha que terminó de forma trágica: Eugui, con un arma blanca que llevaba en el auto, le propinó 18 puñaladas (32 cortes en total) para dejarlo con heridas de mucha gravedad que le terminaron ocasionando la muerte a Aguirre.

Mientras el agresor huyó del lugar, la victima perdió mucha sangre pero con sus últimas fuerzas se acercó a la casa de sus padres para pedir ayuda. Según la familia, un vecino escuchó gritos de desesperación y le dio primeros auxilios. En el Hospital, según Lucía, hermana del fallecido, le dijeron que ‘Pitino’ “no pasaba de esa noche” pero terminó viviendo dos semanas hasta que finalmente murió el 24 de diciembre.

carlos-aguirre-homicida-libre-2

Su mano vendada. Los cortes en sus palmas creen que puede indicar que Aguirre quiso defenderse.

De acuerdo a fuentes consultadas, Eugui no fue detenido ese día ni al día siguiente, ni al que le siguió. Al tercer día del crimen, Lucía asegura que “gente del Hospital me comentó que se acercó allí, con mi hermano internado en Terapia Intensiva para preguntar como estaba, le dijeron que estaba grave pero no lo dejaron pasar” y que al cuarto día del crimen se presentó en la Comisaría. Igualmente, según fuentes consultadas, no prestó declaración hasta buen tiempo después y sólo se habría preocupado en dejar en claro que no sabía de fútbol y que no era hincha de ningún club.

Aunque se inició el pedido de prisión preventiva de Eugui por “Homicidio simple”, la jueza de Garantías del Juzgado N°1 de Moreno, Adriana Alicia Julián, decidió dejar en libertad al joven dado que habría considerado una carátula de menor tenor enfocándose en el concepto jurídico de “legítima defensa”, lo cual generó indignación y enojo de la familia Aguirre.

Aunque desde el entorno del fallecido reclamaron que “no se hicieron las pericias correspondientes en la escena del crimen” y hubo quejas porque no se habría encontrado el cuchillo con el que se propinó la agresión, si hubo una autopsia y el análisis de un médico forense que determinó que había elementos para considerar que Aguirre “habría intentado defenderse de Eugui” dado que tenía cortes en las palmas de las manos. Sin embargo, la principal razón del rechazo al fallo de la jueza de Garantías, es que la víctima tenía puñaladas en la espalda. “Nadie que se esté defendiendo ataca por la espalda y mete 18 puñaladas. Además, mi hermano estaba alcoholizado, estaba en clara desventaja y este asesino terminó sin un rasguño”, dijo Lucía.

La fiscalía apoya la versión de la familia del fallecido, pero al momento, no logra imponerse. La posición del juzgado parece complicada de modificar y esto podría significar que no haya prisión hasta el juicio, como mínimo y bajar las expectativas de que haya una condena importante.

¿Hubo más partícipes?

carlos-aguirre-homicida-libre-8

Carlos “Pitino” Aguirre, con su familia.

Otra conjetura que aportó el médico forense en la causa es que de acuerdo al tamaño de la víctima, es posible que haya habido “más de un agresor”, aunque eso sigue siendo un misterio dado que en la cuadra a esa hora no había nadie salvo una pareja de nombres Braian y Abigail, que llegaban a su casa con su hijo pequeño y que, según su declaración oficial llegaron a ver el inicio de la pelea (cuando Aguirre pateó el auto y tomó del cuello a Eugui) pero no el momento de las puñaladas. Salieron de su vivienda al rato cuando escucharon gritos. Desde el entorno del fallecido son varios los que creen que la pareja puede haber visto lo que ocurrió y también los que piensan que en la cuadra hubo más testigos que no se animan a hablar porque vinculan al agresor “con venta de droga (marihuana)” y situaciones de mucha violencia, aunque no habría antecedentes penales.

Ahora habrá que esperar que instancias judiciales siguen en el caso y cuánto puede demorarse la convocatoria al juicio, algo que molesta y mucho a la familia de Aguirre. “Tengo conocidos que vieron a Eugui en un boliche de Rodríguez, él anda como si nada después de lo que hizo”, concluyó Lucía.

 

 

Compartir en las redes



Y vos que opinas?