Le robaron e incendiaron la casa, le dieron una casilla pero aún necesita ayuda

Le robaron e incendiaron la casa, le dieron una casilla pero aún necesita ayuda

Le sucedió a Horacio, de 52 años, vecino del barrio San Bernardo. Su caso llegó a los medios nacionales. Aunque recibió ayuda del Municipio y de una concejal opositora, aún no puede volver a vivir a su casa por los varios elementos que aún necesita.

vecino-incendio-trueba-junio-2019-5El último sábado 15 de junio, alrededor de las 19 horas, Horacio (52) salió de su casa ubicada en las calles Trueba y General Sánchez, en el barrio de San Bernardo, para ir a hacer unas compras en el centro de Rodríguez. Al rato, una vecina lo llamó advirtiéndole que su casa se incendiaba.

Al volver vio que la vivienda estaba envuelta en llamas y que le habían robado todo lo que tenía. Su caso llegó hasta Crónica TV, que el lunes 17 llevó un móvil para dialogar con él.

Horacio contó al medio televisivo que “entraron por atrás de mi casa, me robaron y la prendieron fuego cuando yo no estaba. Tenía todo apagado, por lo que no fue una explosión”. Y agregó: “tengo un nene, Lautaro, de 14, cuya mamá murió cuando tenia 2 años, y lo estoy criando yo. Una compañera me llamó para que me quedara en su casa hasta que consiguiera algo, no tengo ni un colchón para tirar”.

Ayer, ante la televisión, Horacio se lamentó al afirmar que “no tengo a nadie, perdimos hasta los últiles del colegio. Voy a tener que ir a la iglesia a pedir a comida, desde antes de ayer que no comemos nada”. Y completó contando que dormía bajo una chapa a la intemperie porque temía irse del lugar por miedo a que le usurparan el terreno.

Ayer se supo que el Intendente, Darío Kubar, se presentó en el domicilio para que el Municipio asista al vecino, quien le relató a La Posta que le entregaron “una casilla de madera de 4×4” y que “me prometieron un subsidio de 4 mil pesos”. También reveló que la concejal “Guadalupe Udaeta me trajo mercadería” y “vecinos y conocidos me dieron ropa y alimentos”.

Sobre su temor de que le usurparan el lugar, dijo que la Policía “me pidió que me quedara tranquilo que no iba a pasar nada”. Hoy, Horacio y su hijo de 14 años se encuentran alojados en la casa de unos amigos en la zona de Pablo Marín. “Durante el día vuelvo y estoy allá, porque por los días de lluvia no pude trabajar. Yo soy albañil y vendedor ambulante en Morón. Igual, no puedo dormir en la casilla porque está vacía, no tengo nada. Ni colchón, ni una cocina ni garrafa ni nada para cocinar, ni heladera para conservar alimentos”.

Para poder colaborar con Horacio, comunicarse al 11-3424-8618.

 

Compartir en las redes



Y vos que opinas?