Vega dejó todo, pero no le alcanzó ante Kranio

Vega dejó todo, pero no le alcanzó ante Kranio

El Polideportivo Municipal “Juan A. Ávila” vivió una jornada histórica al recibir al WGP 56, evento del cual participaron los mejores luchadores de Sudamérica, entre ellos, “El Renegado” Vega.

67638596_2352844488310092_8517689453920124928_n

El SUM del Polideportivo, mientras se desarrollaban las peleas preliminares.

El último viernes, Gral. Rodríguez se llevó todos los flashes de Sudamérica al ser la ciudad anfitriona de la tercera edición del WGP Kickboxing en Argentina.

Se trató de una velada a puro kickboxing en donde lucharon hombres y mujeres. Fue la primera con estas características desarrollada en nuestro distrito, que pudo demostrar que en el SUM del Polideportivo Municipal está apto para esta clase de eventos deportivos.

En cuanto a la asistencia, si bien fue importante, desde la organización quedó la sensación de que con mejor difusión, se llegaba a meter casi mil personas más. Sin embargo, con los y las presentes que hubo, el ambiente fue más pasional y más real que en otros eventos pugilísticos. Cabe destacar que cada uno pudo ver bien desde los sectores del SUM y no hubo gran cantidad de entrometidos en otros sectores.

Los contendientes, por su parte, se sacaron chispas y a la vez se respetaron mucho tras el combate. Hay una gran comunidad entre la mayoría de los participantes y es encomiable ver el sacrificio de ellos, sean ganadores o perdedores, para ponerse en forma, viajar y soportar semejantes dolores y lesiones.

Entre las peleas principales, se destacó la del cierre que registró la victoria del brasileño Bruno Gazani, campeón de peso mediano (71,8 kg) de WGP, ante el argentino Damián Segovia, campeón Panamericano de WAKO PRO, en lo que fue una unificación de título; la de los argentinos Leo Corrales y Facundo Suárez, quienes se enfrentaron por el cinturón de peso ligero de WGP y fue Suárez el ganador; y la del rodriguense Nicolás Vega, que se midió contra Jordan Kranio en la categoría de peso súper liviano y cayó por puntos tras un combate muy reñido y complejo a la vez, en el cual el rodriguense luchó hasta el final y, pese a tener la iniciativa en la mayoría de las acciones, se quedó con las manos vacías en su pueblo natal por no poder encontrar los huecos necesarios en un brasileño, conocido por ser knockeador, que estuvo más visitante que nunca y debió jugar a defenderse y aprovechar los contraataques, algo a lo que no está acostumbrado.

El resultado final podría haber sido un fallo dividido pero, en rangos generales, terminó siendo justo. Vega se fue dolido por no poder entregar una victoria en semejante evento histórico en nuestro distrito, pero un rato después de masticado el sinsabor, encontró un enorme apoyo de la afición local, que lo saludó con orgullo por el modo en el que encaró la contienda y nunca se escondió.

img_20190802_225546

Brazo en alto para Jara en lo que fue su triunfo.

Quedarán cosas a corregir y para eso tiene un entrenador que ya le anticipaba muchos detalles para el futuro. Sostener el enfoque puede ser un eje para trabajar, pero si hay algo indiscutible en Nico Vega, además del sacrificio y el talento, es el corazón que entregó a la multitud presente en una verdadera batalla, muy entretenida y pareja. Ya habrá otras chances para “El Renegado”, que seguirá como principal contendiente para disputar el título, aguardando volver aún más sediento de gloria.

Además de Vega, hubo dos representantes locales más: uno fue Nicolás “El Maldito” Jara, quien se impuso ante su par ecuatoriano César Paredes por KO en el primer round, y Facundo Medina, quien no pudo frente a un compatriota, Facundo Gentilluomo.

Cabe hacer mención aparte para la campeona del Challenger GP, Andrea Salazar, una veterana de muchas guerras que encontró en la semifinal a la colombiana Diana Solano que le presentó un enfoque que la complicó hasta que la argentina la lastimó en una pierna con feroces patadas que la fueron obligando a cambios de perfil. Finalmente, ganó por insistencia.

ebbbz88wkaeundt

Salazar, la veterana campeona.

En la final derrotó a una joven brasileña, Diana Leoa, que resistió parada una larga serie de golpes para cierre, pero por corazón, no se cayó. Pese a esto, ya en el vestuario tuvo que ser asistida por el servicio del SAME local. Salazar celebró medidamente la victoria y demostró que es una máquina y que tiene una preparación física y mental envidiable

Quizás la mejor actuación de la tarde-noche fue la de Gulliver Alcaraz que le ganó al experimentado chileno Felipe Artillero en una verdadera exhibición de calidad, agilidad y contundencia. El de Castelar hizo recordar los esquives de Nicolino Locche con su anticipación y calidad. Sin dudas, un joven para seguir de cerca.

A modo de cierre, se puede decir que el WGP 56 en Gral. Rodríguez, más allá del sabor agridulce para los kickboxers rodriguenses, coronó una jornada histórica para el deporte local, para todos los que siguen esta disciplina y para los que se enorgullecieron de ver a nuestros exponentes en semejante nivel internacional con muchos de los mejores de Sudamérica y en un escenario envidiable. El público se portó perfecto y se disfrutó la presencia de muchos visitantes.

Mirá las postales de la jornada

Compartir en las redes



Y vos que opinas?