Estrellas Amarillas: el dolor como puntapié para la memoria y la reflexión

Estrellas Amarillas: el dolor como puntapié para la memoria y la reflexión

bressani-cabecera

alfa-banner

Se trata de una iniciativa que nació en Córdoba en 2007 y se extendió por todo el país. Busca promover la concientización vial a través del homenaje a las víctimas de accidentes fatales con la señalización de estrellas amarillas en los lugares donde ocurrieron esos siniestros. Recientemente se designó a Sandra Martínez, una luchadora incansable por la concientización vial a nivel local, como representante del grupo Estrellas Amarillas de General Rodríguez. La primer estrella local se pintará en Ruta 7, en el lugar donde falleció Nélida Zecca (78) embestida por una moto hace poco más de un mes.

estrellas-amarillas-2

Sandra Martínez lleva estadísticas extraoficiales de los siniestros viales ocurridos en Rodríguez. Datos, lo que más hace falta para empezar a entender cualquier problemática.

“Paso por acá todos los días y me hago la señal de la cruz cada vez”, revela Andrea Cosenza, con una mezcla de emoción, tristeza y nostalgia. Sólo ella sabe que recuerdos pasan por su cabeza al transitar ese tramo de la Ruta 7, a la altura del cementerio, donde el pasado 5 de julio por la tarde falleció su madre, Nélida Zecca, con 78 años, en un accidente de tránsito.

“Ella cruzó para comprar en la verdulería, mi papá estacionó del otro lado de la banquina. El semáforo estaba en rojo, miró para ambos lados porque era super precavida para cruzar, y salió una moto no sabemos de donde ni cómo, que la embistió un metro antes de llegar a la vereda. La mató en el momento”, comenta a La Posta.

El caso de Nélida será el primero que se trabajará desde el Grupo Estrellas Amarillas, que recientemente designó como representante en General Rodríguez a Sandra Martínez, la fundadora del espacio ciudadano “La Página del Tránsito GR” y luchadora incansable por la concientización vial a nivel local.

La iniciativa de las estrellas amarillas consiste en señalizar con una estrella de ese color los lugares donde se haya producido una muerte en un siniestro vial. “Se puede pintar en el pavimento, se puede poner un cartel como señal vial. Lleva el nombre de la victima que falleció ahí, la edad y los datos filiatorios que la familia desee poner en homenaje”, explica Sandra.

La propuesta nació en Córdoba en 2008 desarrollada por Julio Ambrosio a raíz de la muerte de su hija, Laura, que con 21 años perdió la vida en un accidente de tránsito. Decidió ponerle su nombre a la fundación que creó: Fundación Laura Cristina Ambrosio Battistel. Y a través de ella lanzó los “grupos de estrellas amarillas” que tienen representantes designados en más de 400 ciudades. “En el Oeste están en Morón y Moreno”, indica Sandra.

Faltaba Rodríguez. “Gracias a Hernán Cohen conocimos a Andrea Cosenza, nos contactamos, me contó de lo trágico que sucedió con su mamá. Ahí nos llevo a esta iniciativa que se lleva a nivel nacional, nos contactamos con la Fundación y le comentamos la situación para que nos secundara para impulsar la acción acá en Rodríguez”, manifiesta.estrellas-amarillas-3

Andrea, por su parte, valora la oportunidad de “transformar el dolor en algo positivo” y remarca: “Más allá del dolor que uno siente, sé que ella lo hubiese hecho. Ella era super solidaria, y si esto sirve para concientizar y ayudar a alguien en algo, a nosotros nos reconforta, pese a que nada nos va a devolver a mamá”. Y agrega: “El sólo hecho de juntarse con gente que le pasó lo mismo sirve, contarlo, hablarlo, uno se siente más contenido y que no sólo a uno le pasó. Somos muchos los que pasamos por esta difícil situación. No busco culpables, sino que lo tomo desde el lado desde la solidaridad. Y sobretodo tratar de que no vuelva a pasar, ni a mi familia, ni a nadie. A veces uno se cree que no nos va a pasar, pero les pasa a todos”.

Sandra, que invita a comunicarse a todos aquellos que quieran homenajear a un ser querido al que perdieron en un siniestro vial, dice: “Si bien no tenemos estudios en psicologia, está bueno el hecho de que podamos escucharnos y ver que se puede hacer para que las estadísticas mermen”.

Al respecto de las estadísticas, Sandra lleva un conteo y tiene datos extraoficiales de siniestros viales en Rodríguez, a partir de recopilaciones de publicaciones periodísticas y otras fuentes. “En el transcurso de este año, se han registrado 21 pérdidas humanas. De 2016 hasta ahora 73 las víctimas. Sobretodo en rutas que atraviesan la localidad”, comenta. Y explica que si bien estaba previsto pintar la estrella amarilla de Nélida Zecca para cuando se cumpla el segundo mes de su fallecimiento, han presentado junto a Andrea el proyecto en el Concejo Deliberante para que la iniciativa sea declarada de interés municipal.

Sin dudas, es un camino que recién empieza para esta campaña que necesitará el lógico acompañamiento institucional y de autoridades, no sólo para promoverse sino también para obtener las herramientas que permitan que los objetivos sean alcanzados. Hoy, puede ser la reflexión y el homenaje para Nélida y otras tantas víctimas, pero habrá que trabajar mucho para que haya un aprendizaje que impida que los asfaltos rodriguenses se llenen de estrellas amarillas, vestigios del dolor y de familias que sufren una pérdida irreparable.

La entrevista:

Compartir en las redes



Y vos que opinas?