La sede local de ANSES seguirá cerrada este martes por el reclamo gremial de ATE

La sede local de ANSES seguirá cerrada este martes por el reclamo gremial de ATE

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) lo anunció en la noche del lunes 28 de octubre y pidió disculpas a aquellas personas que deben realizar trámites en la dependencia. Exigen la reincorporación del empleado despedido, Pablo Parra.

Ante el cierre de la oficina que ya lleva algunas semanas, los vecinos vienen haciendo sus gestiones y trámites en sedes de localidades vecinas, algo que ha traído malestar porque les genera costos de viaje y pérdida de tiempo.

Más allá de todo, ATE mantiene firme su postura de lucha por la reincorporación de Pablo Parra, a quien consideran “injustamente” despedido. El paro en la sede local se había iniciado el pasado viernes 11 de octubre tras conocerse la noticia del cesanteo del trabajador, que además es delegado de ATE allí y secretario de Acción Social del gremio. Las jornadas de reclamo incluyeron corte de tránsito en Almirante Brown y también en la Av. Bernardo de Irigoyen.

En los distintos días de reclamo, hubo presencia de Policarpo Sosa, secretario general de ATE y el apoyo de concejales como Carlos Paz, Manuel Anigstein y Reinaldo “Cartu Torres” (Frente Todos) y del gremio UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación). Existió diálogo con Jorge Aguirre, jefe regional de ANSES, representantes del Consejo Directivo Nacional del gremio y con los funcionarios Gustavo “Baby” Gómez y Juan Ignacio Hayden pero no hubo avances para resolver el conflicto. Desde ATE habían deslizado semanas atrás que habría un compromiso desde el Municipio para intentar contactar al presidente de ANSES, Emilio Basavilbaso, para tratar de destrabar la situación. El lunes 20 de octubre circuló que hubo conversaciones con gerentes de Recursos Humanos del organismo pero al parecer todavía no habría avances sustanciales.

El despido, según Pablo Parra y la gente de ATE, constituye una “persecución política”. El empleado, que supo ser jefe de la dependencia local, ya había sido despedido en 2016 y la Justicia lo había reincorporado ocho meses después tras una cautelar desde el sindicato. Parra comentó a La Posta que desde ANSES habrían notificado que consideran que la reincorporación era temporal, “desconociendo mis derechos de empleado público y de planta permanente” y sin seguir ninguno de los mecanismos que se requieren para cesantear a un trabajador estatal.

 

 

 

Compartir en las redes



Y vos que opinas?