Denuncias cruzadas entre una madre y un centro terapéutico por un menor con discapacidad

Denuncias cruzadas entre una madre y un centro terapéutico por un menor con discapacidad

El chico tiene 15 años y padece de poca movilidad, epilepsia refractaria y retraso madurativo. La madre denunció “abandono de persona” debido a que la institución tomó la decisión de no recibirlo más debido a que aseguran haber detectado en el adolescente distintas situaciones de maltrato y negligencia.

En el hecho intervino el Servicio Local para analizar si hay alguna cuestión de vulnerabilidad en el menor, que concurría al Centro Educativo Terapéutico (CET) Quinquela, un instituto educativo que se ocupa de la formación educacional de chicos con casos de discapacidad que no suelen ser admitidos en escuelas especiales y que se inauguró este año, siendo una de las pocas opciones en la región.

La madre, de nombre Joaquina Verdun, radicó una denuncia penal en la Comisaría el pasado 14 de noviembre y, días después, en la fiscalía. De acuerdo a su declaración, manifestó que el 12 de noviembre en las últimas semanas había sido llamada por la entidad en algunas ocasiones para darle aviso de que el chico había sufrido golpes a raíz de caídas producto de ataques epilépticos. Joaquina, que lo dejaba de lunes a viernes de 11 a 16 horas, había ido al Hospital Vicente Lopez donde había sido trasladado para ver como estaba.

El día 13 de noviembre, según ella, llevó al nene como todos los días a Quinquela y remarcó que no la dejaron pasar. Además, ante la Fiscalía también acusó al centro por las lesiones que sufría su hijo y hasta por “una quemadura de cigarrillo” en su cuerpo.

Desde el CET comentaron que a la madre le habían comunicado la decisión de no admitir más a su hijo el día anterior al que ella se presentó en la puerta del instituto y no pudo pasar. Según informaron, los motivos fueron que habrían detectado situación de maltrato en el chico, “porque llegaba con lesiones desde la casa” y también de negligencia porque “hacía convulsiones de siete minutos, cada vez más seguido”, algo que adjudican a la sospecha de que la madre no le daría la medicación correspondiente. Además, plantearon que “si como padre uno cree que a su hijo lo están maltratando en un lugar, no lo lleva allí al otro día”.

Se pidió la intervención del Servicio Local de Niñez y Adolescencia del Municipio para que evaluara el caso. Desde la institución señalaron que el caso requería de un control más exhaustivo sobre esas situaciones y que, si el nene no era medicado como debía, constituía un riesgo muy alto dado que pese a que Quinquela tiene un equipo interdisciplinario de más de 13 profesionales, era complejo poder controlar a cada momento que el chico no sufriera convulsiones y, en consecuencia, golpes o lesiones importantes.

CET Quinquela cuenta hoy con unos 30 chicos entre los cuales hay de Rodríguez pero también de otros distritos como Moreno, Pilar, Luján, Zárate y San Antonio de Padua.

 

Foto: ilustrativa.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?