Miles de personas en riesgo de vida por las malas decisiones y el sistema bancario

Miles de personas en riesgo de vida por las malas decisiones y el sistema bancario

Sin dudas, los que circularon hoy, vieron una ciudad que no parecía estar en cuarentena. Algunos problemas se gestaron por falta de medidas bancarias de años y otros, por error de cálculo del gobierno o de autoridades de distintos ámbitos. No faltaron cientos de ciudadanos que no respetaron las recomendaciones. En conjunto, fue un gran fracaso colectivo que podríamos pagar muy caro en un tiempo tan corto como 15 días.

Hoy es noticia en Argentina que la cifra de muertos aumentó y que es muy llamativa la situación de Chaco, donde ya hay 7 muertos acumulados. Chaco había sido noticia al comienzo de la cuarentena, por ser un lugar con contagios múltiples y falta de cumplimiento de las recomendaciones. La falta de visión y cuidado oportuno llevó en sólo dos semanas a esta fatídica situación.

Hoy, los bancos del Conurbano, uno de los puntos calientes del país en cuanto al Coronavirus, padecen las largas filas de los grupos que están más en riesgo, concentrándose en las calles desde el jueves a la noche. Algunos se descompusieron, otros se golpearon, otros se empujaron y terminó yendo hasta la policía. Muchos, tras todo este periplo, se fueron sin cobrar. Muchos no estaban informados de lo que realmente se pagaba, que eran los que no tenían tarjeta, los terminados en 0, 1, 2 y 3 y los que no pudieron cobrar a fin de mes. Muchos de los que están en las filas bancarias no tienen que ir hoy y están exponiéndose sin sentido, pero claro, lo hacen, porque no les llegó la información oportunamente y porque el sistema es retrógrado hace años. En avanzado siglo XXI, tras la revolución de la información, falla la información.

cuarentena-filas-jubilados-bancos-5A su vez, en el distrito, faltan cajeros humanos, hacen falta cajeros automáticos en muchos más puntos de la ciudad, que obligan a la gente diariamente a trasladarse al centro y gastar dinero y tiempo, para favorecer a los bancos, que ya bastante “se llevaron” durante los últimos 15 años.

Mientras pasan los gobiernos y el sistema no cambia, sobran las excusas. “La culpa es de la economía en negro”, o de “la gente que no se adapta” o “el gremio bancario no quiere que se automatice por los puestos laborales” y otra larga lista de excusas. Mientras que en los países centrales, los bancos son pequeñas oficinas casi sin gente, aquí siguen siendo grandes instituciones que canalizan demasiados clientes, con pocas sucursales y mala atención remota, por lo cual la gente desconfía y sigue prefiriendo lo presencial y no recurrir al cajero automático.

Y sobre todo esto, el Gobierno Nacional, que ha acertado en muchas medidas hasta aquí, derrocha gran parte de ese capital por la borda al no calcular, evidentemente, que con tantos jubilados sin cobrar, alrededor de 5 millones que no tienen tarjeta, más tantos que tienen otros planes sociales, esto iba a pasar este viernes. Las imágenes televisivas lo mostraban en todo el Conurbano, casi idéntico.

¿Por qué no cambió hace 10 años el sistema para volverse más virtual y evitar tanto movimiento, en especial para los jubilados? Esta vez, como dijo Alberto Fernández, algunos deberían aceptar “perder”. Y poner el dinero necesario para cambiar todo este siniestro sistema.

Ahora, la pregunta es, si un joven fue muy criticado por ir a una fiesta de 15 en Moreno y terminó contagiando a muchas personas y causando hasta la muerte de su propio abuelo, ¿qué puede pasar en 15 días con abuelos que se pudieran haber contagiado hoy en las colas? En EEUU un coro se reunió hace dos semanas, todos sanos, tratando de no cantar demasiado cerca. Se contagiaron decenas, ahora hay dos muertos. ¿Cóo no pensar que lo que pasó hoy puede terminar en tragedia?

jubiladosEsperemos que este error se subsane las próximas jornadas, ya que parece que este mismo fin de semana seguirán abiertos los bancos y la demanda es enorme. Tal vez, si se hubiese pensado antes, se podría haber asegurado un poco más que esta situación mermara lo suficiente, en especial, llevando cajeros móviles a los barrios o definiendo métodos para seccionar aún más a los que van a cobrar.

La buena, crisis=oportunidad, es decir, puede que este problema, así como obliga a los privados (que hace sólo días decían no necesitar ni querer dar un servicio de delivery) a cambiar, también lleve al plano institucional a invertir en cambiar este vetusto, obsoleto sistema que literalmente le importa un bledo la gente.

Por si esto fuera poco, PAMI también los arriesga:

pamiAyer, un mal comunicado oficial del organismo que preside Luana Volnovich anticipó que las farmacias ya podían empezar a ofrecer la vacunación antigripal tan requerida para los grupos de riesgo, sin embargo, en muchas farmacias no tenían las vacunas o iban a utilizar un método distinto para la aplicación. Obviamaente tuvieron que corregirse sobre la marcha. Pero muchos medios compartieron la información de PAMI y fueron las farmacias o parte del mismo público el que salió a responder negativamente.

Muchas preguntas pendientes para que los distintos gobiernos respondan o evalúen

¿No se podían haber instrumentado cajeros móviles? ¿Cómo va a afectar esto el resultado de la cuarentena? Hay muchas medidas “fuera de la caja” para tomar, si se abre a la sociedad una participación mayor, porque da la sensación hoy, que más allá de un grupo de especialistas en medidas generales, estarían faltando muchos “científicos” para prever comportamientos sociales y mejorar las medidas para sostener el movimiento, calmar a la gente y a la vez seguir con el distanciamiento social. Un ejemplo es el de los deliverys, que se aprobaron para comida, pero no para otras cuestiones, cuando todo podría cambiar si se tuviera un sistema de mensajería local que ofreciera el sistema a nivel general.

Sería mucho mejor tener 200 motos y autos dando vueltas, que 2 mil personas saliendo a buscar esos productos.

Comportamiento civil, reprobable también

colas-jubilados-banco-piano2Más allá de que las autoridades no saben prever bien o que el sistema bancario prioriza sus ventajas a la gente, nuestra sociedad tiene demasiados componentes que vuelven todo un problema inmanejable. Las colas son terribles, no hay respeto de las distancias, no se responde bien a los pedidos de los comercios y autoridades y muchos parece que no entienden la gravedad de la situación, especialmente adolescentes que salen en moto a pasear deliberadamente.

Hoy, tras varios días mucho más manejables, la ciudad tuvo un funcionamiento en cantidad, demasiado alto, casi parecía un día normal. Las autoridades locales y superiores, tienen que prever mejor, pero los ciudadanos, también tenemos que ayudar.

 

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood