El arduo trabajo de confección de camisolines y barbijos en el Hospital Vicente López

El arduo trabajo de confección de camisolines y barbijos en el Hospital Vicente López

La Posta se acercó al taller de camisolines y de barbijos del nosocomio interzonal, donde se está trabajando arduamente para elaborar los distintos elementos de protección para trabajadores de la salud y pacientes.

img_20200406_125302El último lunes, 6 de abril, La Posta dialogó con Javier Carreño, supervisor de limpieza del Hospital Vicente López y Planes, Liliana Carreño y Myriam, quienes se encuentran trabajando en la confección de los elementos de protección para las personas que transiten el establecimiento sanitario. Además, estuvo presente Gimena, una de las médicas de la guardia, quien nos comentó cómo es el día a día en el Vicente López y Planes en este período de emergencia sanitaria y cómo es el proceso que deben atravesar los pacientes que acudan al mismo.

Respecto de los camisolines que ya empezaron a usarse, “tienen doble pechera, la guardia segura, tienen para prender y son largos; como nos dicen en todos lados que lo que hay que tapar es la cara, al cerrarlo, con el barbijo, antiparras y una cofia queda la cara totalmente cubierta”, describió Javier mientras la profesional de la salud se lo colocaba. Además, valoró el empeño de Liliana y Myriam en el proceso de confección: “Ambas están trabajando arduamente”, afirmó.

img_20200406_125035A continuación, se le consultó a Gimena cuántos camisolines por día tendría que usar, teniendo en cuenta el contexto actual. Ella contestó que “depende del servicio donde estés. Una cosa es la Terapia Intensiva y otra cosa es la Guardia. Esto sería para el paciente crítico, es decir, la internación y la parte de Terapia Intensiva”. Es por ello que “esto no es reutilizable”, y añadió: “Cada paciente se retira y se utiliza uno nuevo. O sea, si yo cambio de paciente, me saco todo de atrás, guantes primero y retiro camisolín. Pero el camisolín es para cada paciente”.

Por otra parte, Liliana contó cómo están trabajando en la elaboración de los equipos: “Vienen cinco o seis personas a ayudarnos, pero fijos somos nosotras dos”. “Mañana (refiriéndose al martes 7 de abril) nos entrarían 9 mil barbijos cortados”, adelantó. Javier, en tanto, se refirió a todo aquel que quiera y pueda dar una mano con la causa: “En la dirección del Hospital pueden preguntar cómo colaborar. Todo es por el bien común”.

img_20200406_125040En otro orden, Gimena hizo referencia al trabajo diario en la guardia del hospital y cómo tiene que proceder todo aquel o aquella paciente que necesite acudir: “La gente tiene miedo de venir, pero hay motivos por los cuales la gente tiene que acercarse sí o sí al hospital. Si vienen, que se queden tranquilos que hay que hacer un pre-triage en un tráiler nuevo; se selecciona a la gente posible, contacto o síntoma, se va seleccionando y separando, y la gente que no presenta síntomas del COVID-19 (fiebre alta, tos seca, entre otras), y los que tienen síntomas van hacia otro lugar y los que requieran otra atención y no presenten síntomas van a entrar al hospital”.

Por último, la ayudante de Liliana, Myriam, hizo un pedido de solidaridad a algún vecino o vecina que sepa arreglar máquinas de coser, para hacer más rápido el trabajo de confección: “Necesitamos un técnico para las máquinas. Tenemos máquinas más rápidas que éstas, pero no las podemos utilizar porque no funcionan. Entonces necesitaríamos por favor de un técnico de máquinas de coser”.

Mirá la entrevista completa:

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood