Otro “escruche” a local céntrico: Ahora a una casa de té

Otro “escruche” a local céntrico: Ahora a una casa de té

banner-este-seguridad

Se trata de Camelia by Demagistre, un proyecto familiar que tuvo su puntapié inicial en enero, que está funcionando a persianas bajas por la cuarentena y que ahora suma más dificultades para su continuidad debido al hecho de inseguridad. El 17 de abril hubo un robo muy similar en un local a 200 metros de allí.

El último lunes por la mañana, los dueños de la casa de té y cafetería Camelia by Demagistre, ubicada en España 401, entre Avellaneda y Moreno, se encontraron con un panorama desolador en el interior del local. Ellos son tres hermanos que en enero pusieron en marcha este emprendimiento familiar, y al regresar al trabajo tras el fin de semana (el domingo el lugar está cerrado) constataron que una de las ventanas del lateral izquierdo estaba violentada y que faltaban varios elementos en el interior, entre ellos, una notebook y distintos elementos de cocina, fundamentales para el óptimo funcionamiento del local gastronómico, como una licuadora, una balanza y una batidora profesional de una marca importada (KitchenAid).

87205072_131571421696558_4275116773201674240_oLa Posta Noticias dialogó con Laura, una de las dueñas de Camelia, quien contó que “estuvimos trabajando el sábado hasta las 7 de la tarde y volvimos al local el día lunes”, por lo que “calculamos que (el robo) fue en la noche del sábado o en la del domingo”. A pesar de los faltantes registrados, agradeció “que no rompieron nada de las cosas que hay acá en Camelia. Dentro de todo fue un incidente no tan grave”.

Actualmente, la casa de té y cafetería, ubicada en el casco céntrico del distrito, sólo está haciendo envíos a domicilio a causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus. Es por ello que descartan que el hecho haya sido planeado o muy bien estudiado. De hecho, explicó Lucía, “esa ventana era la única ventana del negocio, que estaba tapada del lado interior, porque daba al fondo de la barra y teníamos un panel fijo”. Ello lleva a sospechar a la propia víctima que “se encontraron con eso inesperado, rompieron el tejido, que tenía un postigo de madera, reventaron eso, violentaron el mosquitero, y palanquearon las persianas de madera”.

Asimismo, piensa que “fue como todo medio rápido, como que agarraron lo que tuvieron más a mano”. “Es más -continuó-, de la batidora le faltan unos accesorios que sin ellos no se puede usar, y son carísimos porque son importados. Entonces, es un elemento que no van a poder utilizar”.

Por último, se refirió al valor sentimental que tiene este negocio tanto para ella como para sus hermanos. “Es un proyecto familiar que costó un montón y nos unió a tres hermanos. Nos daría mucha pena tener que cerrarlo por esto”, lamentó. “Abrimos en enero, tomamos posesión de la casa en noviembre y estuvimos dos meses arreglándola. Ahora con esto de la pandemia sólo hacemos producción y despacho”.

En cuanto al seguimiento del caso, deslizó: “Hicimos la denuncia correspondiente y ahora está todo en proceso. Lo que sí vamos a intentar hacer es el apoyo en las imágenes, utilizar estos recursos que tanto hay en la ciudad”. Habrá que ver si efectivamente la justicia puede dar con los responsables, ya que hace poco, el 17 de abril, a unos 200 metros del lugar hubo un robo muy similar a este en una casa de trabajos en serigrafía y nada se supo después de eso.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood