Quinteros y vecinos del barrio San Carlos reclaman por reiterados y violentos hechos de inseguridad

Quinteros y vecinos del barrio San Carlos reclaman por reiterados y violentos hechos de inseguridad

banner-este-seguridad

En los últimos días realizaron un corte en las calles Corrientes y Cuevas. Tienen miedo de denunciar porque dicen haber recibido amenazas. En el día de ayer mantuvieron una reunión con autoridades municipales.

En una de las zonas rurales del distrito, la del barrio San Carlos, los vecinos denuncian la reiteración de distintos episodios de inseguridad que están viviendo y piden a las autoridades una solución inmediata para acabar con ello.

“Hoy viene cualquiera, planta una casilla y hace lo que quiere. Así empieza el foco infeccioso de la delincuencia”, sostuvo un referente del barrio quintero a La Posta, quien además pidió por luces y calles en el barrio.

Y continuó: “Somos propios rehenes en nuestros hogares porque nos están entrando, nos están robando y esto ya no da para más”.

Debido a ello, decidieron hacer una manifestación en Corrientes y Cuevas, donde se acercó un móvil policial, aunque muchos vecinos no quieren denunciar los episodios delictivos que sufrieron debido al temor generado por supuestas amenazas sobre un eventual ataque.

Esta imagen (ver original) puede herir su sensibilidad.

Este es el caso de un hombre de 62 años, a quien le ingresaron a la casa la madrugada previa, cerca de las 4:00 horas, y lo golpearon y amenazaron: “Ojalá consiga la denuncia el hombre. Pero no quiere ir. Está asustado por el golpe”, señaló otro de los referentes del barrio.

Este último afirmó: ” Son siempre los mismos: los Torres”. Y detalló: “”Ellos circulan por esta zona casi siempre. Pero tienen dos lugares como paradero; siempre andan en caballo. Son muy conocidos y nos tienen muy intimidados a todos los vecinos. Por eso hoy salimos y vamos a seguir saliendo”, aseveró.

Sobre esta familia de apellido Torres, indicó que serían varios los involucrados en los delitos. Hay algunos que tendrían entre 20 y 30 años, y otros aún mayores. A ellos se sumarían “otros pibes” que se acercan al barrio y alrededores a “cometer ilícitos”.

A estas horas, los dos referentes están tratando de convencer a las distintas víctimas para reunir la mayor cantidad de denuncias policiales posibles, aunque el temor es tan grande que hace que todo esto sea demorado y se dificulte.

 

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood