A tres años de la desaparición de Lucas Bolotti

A tres años de la desaparición de Lucas Bolotti

El joven rodriguense (que hoy tendría 27 años) con retraso madurativo se perdió en la localidad de Papagayos, San Luis, el 19 de julio de 2017 y desde entonces nadie más supo de él. “Seguimos con la esperanza de que la verdad saldrá a la luz y de que habrá justicia, humana o divina”, manifestó su madre.

Estela Vicondoa, madre de Lucas, se expresó en el grupo de Facebook llamado “Buscamos a Lucas Bolotti” y remarcó: “Hoy 19 de julio de 2020 se cumplen tres años del rapto de Lucas. Tres años de dolor, desesperación y angustia interminables… Gracias a todos los que nos ayudan a mantener viva la búsqueda, ojalá pronto podamos abrazarlo o, al menos, saber que no está sufriendo. Nosotros seguimos con la esperanza de que la verdad saldrá a la luz y de que habrá justicia, humana o divina. Decir cuánto se lo extraña en cada momento no va a traerlo más rápido, pero al menos es un desahogo”.

36261879_10212726552427405_6471976310129295360_n

Desde un rastrillaje intenso con más de 140 personas en 3 kilómetros a la redonda hasta la oferta de una recompensa de $500.000 para quien aporte datos concretos. Dos marchas, una realizada allí en San Luis y otra en General Rodríguez. Pero Lucas Bolotti no aparece y hoy se cumplen tres años de su ausencia. El joven rodriguense se perdió en la zona de “El Recuerdo”, localidad puntana de Papagayos, donde su familia se encontraba en una casa vacacional. Según Estela Vicondoa, Lucas se encontraba jugando con un autito de juguete y en un instante no lo vio más. En diversas notas se ha encargado de declarar que su capacidad motriz es reducida por lo que no podría haberse ido muy lejos sólo, lo cual ha fortalecido la hipótesis de un secuestro. Patricia Besso, la jueza que llevó adelante la causa, había declarado hace poco más de un mes que no tenía ninguna hipótesis sobre de qué delito pudo ser víctima Lucas, y que “de tener elementos, ya hubiese cambiado la carátula”. También había remarcado que personal del Ministerio de Seguridad de la Nación se habían acercado a colaborar en la búsqueda del rodriguense pero todos los procedimientos habían dado negativos. La acción siguiente fue la de fijar una recompensa de $500.000 para quien aporte datos concretos sobre el joven desaparecido, cuyo caso también está publicado en Missing Children.

Por cualquier información, comunicarse a los teléfonos: 011-3092-0701  o al 0800-333-5500 (Missing Children).

36064381_1967144356641678_8416146982409601024_n

Sin embargo, a fines de septiembre de 2017, se volvió a insistir con un nuevo rastrillaje de más de 110 personas en las 63 hectáreas del loteo de “El Recuerdo” del que participaron efectivos de las Unidades II y III de la Policía y los grupos especiales COAR y Delta de la zona. También estuvieron seis perros de la Policía de Santiago del Estero y el rionegrino Marcos Herrero y su perro “Halcón”, unos de los especialistas de búsqueda más importantes del país que supieron hallar los restos enterrados de Araceli Fulles, la joven de 22 años abusada y asesinada en José León Suárez que se volvió un caso muy difundido por los medios masivos de comunicación. El rastrillaje duró más de 8 horas pero no hubo resultados positivos: no encontraron ni un rastro ni una pista de Lucas. Finalmente, en marzo de 2018 surgieron dos novedades al respecto. Una, en la cual se desmintió que el padre de Lucas esté involucrado en su desaparición, producto de una supuesta disputa familiar por la tenencia del joven que se viralizó en distintas redes sociales. Y la otra, dos jóvenes que aseguraron verlo en un micro el último 8 de enero en el mismo colectivo de larga distancia que viajaban ellos, a 6.6 kilómetros de la localidad donde desapareció. Éstos bajaron en Villa Larca (San Luis) y aportaron datos del micro, la empresa, horarios y que el joven que creen haber visto pudo haber sido Lucas estaba sentado junto a un hombre de alrededor de 38 años de edad, que parecía bien cuidado y con el pelo un poco más largo. Sin embargo, terminó siendo que no era Lucas y su familia continuó desesperada, confiando en que la investigación continúe y traiga avances.

Unas fotos de un joven con buzo rojo muy parecido a Lucas que había sido fotografiado en Uruguay mantuvo en vilo a General Rodríguez a fines del 2018. La familia viajó hasta la localidad de Canelones, del país vecino, pero terminó determinando que tampoco era Lucas, algo que destrozó la ilusión que se había gestado. En un nuevo aniversario de su desaparición, desde la familia de Bolotti aseguraron a La Posta que desde aquella vez se dieron dos o tres situaciones similares por las que se creía haber visto al joven en distintos puntos del país como Bariloche, Santiago del Estero, entre otros, pero fueron sólo “falsas alarmas” y la causa continúa sin progresos más allá de que sigue vigente una recompensa para quien aporte información.

Lucas Bolotti mide aproximadamente 1,50 mts. y padece un retraso madurativo. Tiene miopía y dificultad para comunicarse. Dado el tiempo que pasó, podría tener la barba crecida por lo que su apariencia en las fotos difundidas en los medios podría haber variado.

La última vez que fue visto, llevaba pantalón azul, anteojos bordó, buzo rojo y zapatillas deportivas.

Si tenés cualquier tipo de información, o podés aportar algún dato en la búsqueda, comunícate a cualquiera de los siguientes medios:

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood