Rodríguez empresarial Economía 17 AGO 2021

La firma Mastellone achica las pérdidas y evita el default

Compartí en las redes

En los primeros seis meses de este año redujo fuertemente sus millonarias pérdidas al presentar un balance negativo de $607 millones conra los $1440 millones que perdió en el mismo período del 2020.

La cifra también es menor a los $828 millones que perdió en el primer trismestre debido a la imposibilidad de recuperar, a través de los precios de venta, los aumentos de los costos registrados durante ese período.

Debido al congelamiento de precios (el 80% de sus productos estaba en los régimenes oficiales de precios cuidados), la empresa arrojo en su balance anual del 2020 un rojo de $2.287 millones. En 2019 las pérdidas habían sido de $68 millones.

Más allá de este repunte financiero en lo que va del 2021, especialistas aseguran que la firma sigue padeciendo el arrastre de los cepos y de un aumento sostenido de sus costos en la materia prima láctea. Así, por estos factores y por la caída del consumo, la empresa da pérdidas desde 2018.

En el sector lácteo se informó que Mastellone o recibió en 2020 ni en 2021 ningún tipo de asistencia económica o impositiva de parte dle Estado. El directorio de la compañía responsabilizó a las medidas sanitarias de la incidencia en el comportamiento económico-fianciero sobre la actividad y sus resultados.

Apuntaron contra la creación del programa "Precios Máximos" retrotrayendo los precios de venta de los productos a los vigentes al 6 de marzo de 2020. El plan fue reemplazado en mayo de 2021 por el programa Super Cerca, que crea una canasta de 120 artículos a precios congelados por lo menos hasta fin de año.

Otro cuestionamiento del sector fue contra los protocolos sanitarios como las definiciones de grupos de riesgo y la imposibilidad de la compañía de contar con la totalidad de su personal en las áreas de producción, algo que según aseguran, habría aumentado los costos por la neceidad de contratar personal temporal y abonar horas extras para garantizar la provisión de productos lácteos básicos.

Repunte financiero

Para repuntar, normalizar la deuda y evitar el default; Mastellone lanzó nuevos títulos por U$S 110 millones que vencerán el 30 de junio de 2026 y que devengarán intereses a una tasa fija del 10,95% anual a ser abonados de manera trimestral a partir del 30 de septiembre próximo.

La firma recibió ofertas superiores al 81,5% de los tenedores de las Obligaciones Negociables (ON) a canjear (la clase F) en el marco de una operación que fue coordinada por los bancos Citigroup, JP Morgan y Santander Investments. 

Avaló las nuevas ON con una garantía fiduciaria sobre el 100% del capital social de su filial brasileña Leitesol Industria e Comercio, una hipoteca en primer grado de privilegio sobre todos los derechos y titularidad de su plante de la producción de leche en polvo en Gral Rodríguez, una prenda sobre equipos de la misma planta y un derecho real de garantía en una cuenta de reserva para el servicio de deuda en Nueva York.

La oferta contempló por cada U$S 1000 de valor nominal de ON Clase F, una emision de ONs Clase G de U$S 675, un pago en efectivo de U$S 325 y un monto adicional total de U$S 1.4 millones.

Así, pudo descomprimir su situación financiera.

Futuro

Mastellone es controlada por el fondo Dallpoint Investments y el grupo cordobés Arcor, que ya posee alrededor del 49% del capital accionario. Su directorio viene adoptando medidas para mitigar el impacto del estancamiento de sus ngresos y lograr un mejor resultado financiero.

Más allá de que la empresa sujeta sus próximas operaciones a la evolución de la pandemia del Covid-19 y a las acciones que pueda tomar el Gobierno; ya ha dado señales de querer mantener sus planes de finalizar la ampliación del sector procesado de crema para incrementar la capacidad de almacenamiento. También sostener las mejoras de productividad y reducción de mermas de proceso, disminuyendo también los vuelcos al sistema de tratamientos de efluentes. Y la ampliación de la capacidad de fabricación de fat filled y de sus lineas de leche estéril, producto de un incremento de la demanda durante el 2020.

Deja tu comentario