Webadmin Shell pornhere babeporn

Violencia, amenazas y delincuencia: la historia previa al crimen de Villa Vengochea

Violencia, amenazas y delincuencia: la historia previa al crimen de Villa Vengochea

banner-este-seguridad

El homicida se había acercado a la casa para discutir con su ex pareja, quien contó que lo había denunciado por amenazas, lo acusó de haberle incendiado la casa y dijo que tendría antecedentes delictivos. La víctima terminó siendo un hombre, amigo de la familia de la joven, que quiso defenderla.

Ailen, de 23 años, contó que era la pareja de Darío Seguezza, el joven de 25 años que en la madrugada del 1 de enero apuñaló a Nestor Hernández (52) en una casa de la calle Pueyrredón al 500.

En esa vivienda vivía Ailen, que “iba y venía” en su relación con Seguezza a raíz de distintos episodios de violencia que dijo haber sufrido con él por supuestos “ataques de celos” y situaciones de control. Reveló que él tendría antecedentes delictivos y que haría unos cuatro meses atrás, concretó la amenaza que le había hecho de “prenderme fuego mi casa”. Tras el incendio, ella había perdido todo.

La joven, que tiene dos hijos, contó que en el último tiempo había conseguido trabajo y que trataba de salir adelante. En la noche de Año Nuevo se encontraba con Néstor Hernández, un hombre que la conocía de hace muchos años y que era un viejo amigo de su padre, al que le cuidaba un predio. El fue quien, luego de que Ailen y Seguezza discutieran y ella se metiera adentro de la casa, encaró al joven para defenderla y terminó apuñalado por éste. “El ya había presenciado otras discusiones que yo había tenido con mi ex pareja pero nunca se había metido”, relató.

Tras el ataque, ella contó que Seguezza se fue caminando del lugar con la faca que utilizó para el crimen en la mano. En el lugar quedó su billetera con su DNI que permitieron identificarlo como el agresor. Ailen dijo que luego de dejar a sus hijos adentro de la vivienda, había salido al patio y lo había visto a Néstor Hernández tirado en el suelo. Dijo que lo tuvo entre sus brazos “por 45 minutos” hasta la llegada de la ambulancia, aunque ya había perdido mucha sangre y cuando lo asistieron, ya estaba sin vida.

Seguezza se encuentra, por estas horas, prófugo de la Justicia. Y Ailen, consternada y con clara necesidad de contención psicológica y asistencia estatal, remarcó que “si alguien lo está escondiendo, que lo entregue. Alguien así no puede andar suelto por la calle, tiene que estar preso”.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood