Comenzó repartiendo alimentos y ahora cocina para unas 70 personas

Comenzó repartiendo alimentos y ahora cocina para unas 70 personas

Mariana Ojeda, vecina de la calle Fortín Uno entre Necochea y Olavarría, organizó con éxito una nueva colecta diaria con otros vecinos para ayudar a aquellas familias con escasos ingresos durante este aislamiento social y obligatorio.

A principios de abril había sido noticia por una ingeniosa iniciativa solidaria en plena cuarentena: recolectaba alimentos con sus vecinos y los distribuía en bolsas de forma equitativa que luego colocaba en un cesto frente a su domicilio. Más tarde avisaba a una familia que sabía que necesitaba ayuda y les decía que pasen a buscar una bolsa. Ahora, directamente, cocinará la comida que repartirá en el barrio.

img-20200425-wa0012En diálogo con La Posta, Mariana, que vive en la calle Fortín Uno entre Necochea y Olavarría contó que “la decisión la tomé hace 10 días”. Entre las distintas donaciones recibidas, contó que recibió “una bolsa de papa, donada por el Darío Kubar; además, cuento con la colaboración de puré de tomates, alitas y carnes, cebollas y arroz, donada por la vecina Rosana y la vecina María, que donó un pollo y cebolla, a Verónica por la zanahoria y zapallo y a Diosina por las lentejas y verduritas. También al señor Federico por arroz y unas lentejas, y a la señora Patricia del merendero ‘Luz de Esperanza’ por la lentejas, aceites y leñas, donada por los vecinos Mario y Lorena”.

Asimismo, explicó que todo lo recolectado le alcanzó “sólo para un día porque podemos abastecer a 40 familias. Hacemos el día a día, dependiendo la colaboración de cada uno”, y que las entregas las coordinó de acuerdo al protocolo de entrega a domicilio con las medidas de distanciamiento social”.

Por último, se le consultó sobre la mercadería necesaria para las preparaciones semanales, a lo que la vecina enumeró: “Fideos, arroz, papa, cebolla, etcétera. Todo lo que sea para realizar una comida diaria, no tenemos calculada una cantidad exacta”, porque -reflexionó- “la necesidad es grande debido a que tenemos adultos mayores que no cobran jubilación o pensión, padres jefes de familia que están sin poder salir a trabajar, mamás de familia que no reciben ayuda…”.

Las personas que actualmente están ayudando a Mariana con esta acción son Patricia Zarza, Fabiana Fernández y Florencio Pérez, quienes van rotando en la cocina debido a las medidas de protección.

Mirá también

El “Lado B” de la cuarentena: familias con hambre y una iniciativa solidaria vecinal en Parque Joly

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood