“Me enteré del positivo de mi abuela fallecida por los medios, pero ella murió por desatención”

“Me enteré del positivo de mi abuela fallecida por los medios, pero ella murió por desatención”

Daniela Berhovet es nieta de Elsa Catalina Agüero, quien resultara la quinta persona fallecida que diera positivo de Covid19. La nieta se comunicó con el medio para contar que al momento de la publicación del informe del Comité de Crisis, nadie la había contactado para avisarle del resultado del hisopado y agregó varias cuestiones más respecto de las situaciones vividas desde que Elsa fuera internada en la Clínica Privada Centro, con varios reclamos. Además, pide asistencia para asegurarse de no haberse contagiado.

El miércoles 8 publicamos que el quinto caso de una persona del distrito fallecida con Covid-19 fue el de una mujer de 93 años, que según el informe del Comité de Crisis, era una mujer de 93 años. La Posta averiguó, además, que era vecina del Casco Céntrico y que perdió la vida en la Clínica Privada Centro. No se sabía mucho más por ese informe, pero nuestro medio logró comprobar que a diferencia del reporte oficial, la mujer no había muerto el miércoles, sino que su muerte era previa. Nos habían dicho por trascendidos, que era del martes, sin embargo, era del lunes a la mañana.

Tras esos hechos, se comunicó una nieta de Elsa para contarnos lo que vivió luego de enterarse y lo que había pasado previamente. Su relato está plagado de fallas e irregularidades que adjudica a la Clínica y al Comité de Crisis.

“El certificado fúnebre no decía sospecha de Covid-19 (sellado por el director de la clínica), sino ‘paro cardíaco, falla multiorgánica, insuficiencia cardíaco’. Esto hizo que no se tenga un protocolo más estricto”.

Daniela juzga que la abuela, que ingresó por un golpe en la cabeza, se contagió de Covid19 adentro de la clínica y dice que los médicos aseguraban que ella padecía una Neumonía “de vieja data”, pero que cuando ingresó tenía poco líquido en un pulmón y que días después tenía el 70% en ambos. Por ende, cree que el destrato del primer día puede haber sido importante en que su condición se agravara.

Los papeles de los certificados y los papeles que expuso tienen diferencias respecto a la hora de la muerte (En la Epicrisis, a las 7, en el certificado de defunción, a las 6 y en los informes médicos dicen 6:30, con RCP hasta las 7 A.M.).

Finalmente, pese a que varias fuentes nos confirmaron ya que se trata de Elsa el caso, nadie la llamó a la familia para comunicarles oficialmente el testeo positivo.

Se trató de consultar la palabra del director de la Clínica, Guillermo Cutuli, pero aún no se obtuvo respuesta completa, de llegar, saldrá cuando se obtenga para poder contemplarse.

Extractos de la charla con Daniela:

“Mi abuela es la paciente de 94 años que murió por Coronavirus”.

“El sábado 27/6, a las 10 de la mañana, se marea y se cae en el baño de su casa, y se golpea la cabeza contra la pared, se le hizo un chichón y le salía sangre, estaba débil.  De estar súper bien la noche anterior, ella se cae a la mañana. Empiezo a revisarle las pastillas y noto que no estaba tomando la pastilla de la presión. Llamamos a la ambulancia (de Vittal) y viene en 20 minutos. El médico la revisa y dice que tiene 38,4° de temperatura. El muchacho de la ambulancia trataba de comunicarse con la clínica para que la reciban y no podía. Estuvo un montón de tiempo intentándolo, le costó un montón que le contesten el teléfono”.

“A las 11 nos subimos a la ambulancia, mi abuela y yo atrás y el ambulanciero y el médico adelante. Llegamos a la clínica y estuvimos 4 horas encerradas con mi abuela en la ambulancia, sin ninguna atención. Ella con un golpe en la cabeza y sin ningún tipo de atención, estaba bastante débil, como que se dormía de a ratos, yo golpeaba la puerta de la ambulancia y me decían que no podían abrirme porque no la querían recibir en la clínica, el ambulanciero peleaba con el de recepción y le decía que no la ingresaban”.

“Finalmente la ingresan porque yo hablaba con mis hermanos por teléfono y les iba contando todo y cuando me quedé sin batería, ellos empiezan a llamar a la clínica para ver que era lo que pasaba, porque no tenían noticias nuestras. Ahí la ingresan, le toman la presión y la temperatura y tenía 36 grados, es decir, no tenía fiebre”.

“La recibe un médico de guardia llamado Braian que les dice que era su primer día y estaba solo. No sabía nada de protocolos, no tenía idea de nada, no había otros médicos, sólo tenía a una enfermera, no había camilleros, yo tuve que llevar a mi abuela por toda la clínica empujando la camilla. Le hicieron una radiografía de tórax y una tomografía a lo largo de la tarde”.

El primer día en el que llegó Elsa estuvo muchas horas en una ambulancia y “en una camilla común, sin calefacción y en un lugar que el personal usaba para cambiarse”

“Ni bien la ingresaron le pusieron un suero con un diurético por el tema de la presión, viendo que ella no podía ni levantarse para ir al baño ni podía pedir, la dejaron así. Se orinó encima y estuvo toda la tarde así. Estuvo en una habitación que está pegada al consultorio de guardia de pediatría, una salita chiquita sin calefacción, en la misma camilla que la trasladaron, sin sábanas ni frazadas, ni almohada. Nadie nos facilitó nada. Yo estaba sola con ella. Después de reclamar, le colocaron una sonda y yo le puse una frazada que llevé”.

“El médico supuestamente estaba saturado pero en la guardia sólo había tres o cuatro personas. Ella no perdió la conciencia, pero ellos no iban a corroborar nada. Yo me di cuenta que estaba orinada cuando la ayude a bajar de la camilla que le iban a hacer una tomografía por el golpe en la cabeza. Le pedí a la enfermera si me podía dar algo para taparla y calentarla un poco, pero no tenían nada. Cuando la sacaron del tomógrafo se le había salido el suero con la medicación y lo tiraron porque tenía sangre y no volvieron a ponérselo”.

“El médico me dijo ‘tu abuela está teniendo algo así como una neumonía, porque en la radiografía se nota un poquito de líquido, así que le vamos a poner oxígeno. Le puso la garrafa al lado de ella, pero la garrafa estaba vacía, por lo que dejó la mascarilla ahí en la camilla y se fue y no le puso nada. La dejaron ahí acostada sin ningún tipo de atención”.

“Llegó la noche y yo les decía que hagan algo porque seguía mojada, con frío y algo le iba a pasar y el médico me decía quedate tranquila que ya hablo con Internación a ver si conseguimos una cama, porque está difícil. Yo lo tenía que estar buscando por toda la clínica para que me diga algo, dejando a mi abuela sola porque nadie la controlaba. Al tiempo viene y me dice que la van a internar junto con posibles Covid-19, yo le pregunto ¿por qué? y él me dice que, con el indicio pulmonar que tiene ya está re grave, de ahí, o sea que sin siquiera atenderla, ni hisoparla. Pero yo no lo permití, le dije que por lo menos la pongan en Terapia, que por lo menos iba a estar más cuidada e iba a haber una enfermera más tiempo para asistirla”.

En ese baño dice Daniela que entraba personal de la Clínica a cambiarse, de modo que no era una habitación como para tenerla en el estado en el cual llegó.

“A la media hora más o menos me llama para mostrarme los estudios, eran casi las 10 de la noche. Me muestra la tomografía y me marca una esquina y me dice que posiblemente eso sea una fractura, yo le pregunto si está seguro y él me dice que está casi seguro, entonces le digo cómo puede ser si el golpe fue en otro lado y se quedó en silencio. Es decir, él me marcaba en la tomografía el ángulo superior derecho y ella tuvo el golpe en otro lado”.

“Después de un rato la vienen a buscar para llevarla a Terapia, llega mi hermana y lo increpa por la falta de atención, el lugar donde la tenían con la camilla tenía el baño inundado y era una especie de vestidor porque pasaban las enfermeras y se cambiaban”.

“Yo me quedé hasta pasadas las 12 de la noche, pedimos el libro de quejas para dejar todo asentado. Para que me den los partes médicos había doctoras que eran muy amables y otras que te decían dos o tres cositas y nada más”.

“Al pasar los días, ella empeoró. Tuve que ir a pedir el parte en persona porque no me atendían el teléfono y la doctora que me atendió me mostró la tomografía que le habían hecho la noche anterior y tenía el 70 % de los dos pulmones con líquido. Ella tenía problemas cardiovasculares, tenía retención de líquidos, pero creo que lo que más agravó su cuadro fue el abandono de persona que tuvieron para con ella”.

“No puedo decir nada de la atención de la Terapia, porque no vi como la atendieron, pero el primer día que estuvo en la guardia la maltrataron mucho. La mala atención del primer día fue un desencadenante de lo que le terminó pasando”.

“El lunes 6/7 me llaman a las 6 de la mañana para decirme que mi abuela había fallecido. El test de Covid-19 no se lo hicieron enseguida, siendo que ellos decían que era posible Covid, en la Epicrisis (la Historia Clínica no se la dieron) dice eso, es decir la ingresaron por posible Covid y no la hisoparon enseguida. Pasaron los días y me dicen ‘vamos a tener que hisopar a tu abuela'”.

“Del primer hisopado no tengo fecha, pero se lo hicieron y el resultado dio que la muestra estaba mal tomada, que no alcanzaba, por lo que se lo repitieron el Domingo 5/7 a la mañana. Ella muere y el resultado todavía no estaba. En la sala velatoria me dicen que en el certificado de defunción no decía nada de Covid-19. Ellos igualmente tomaron sus recaudos. Nosotros entramos cinco minutos a despedirnos. Yo creí que como no estaba el protocolo activado, era que no pasaba nada”.

“La enterramos el 7/7. El 8 veo, en el Facebook del Intendente, de la Municipalidad y en los medios que había muerto una persona con las características de mi abuela. Empiezo a llamar a la clínica y me dicen que los resultados no estaban todavía, que si hubiesen estado ya se hubiesen comunicado conmigo”.

“El Covid positivo yo creo que se lo contagio en la clínica porque ella hizo perfecto el aislamiento. Vivía con mi hermana y ella se encargaba de desinfectar todo para que mi abuela no tenga ningún contacto con el exterior, yo le dejaba las compras en la puerta, la cuidaba mucho.
Estuvo internada desde el sábado 27/6 hasta el 6/7, día en que fallece. Al día de hoy, 9 de Julio, la clínica todavía no se comunicó conmigo pare decirme que el resultado fue positivo. Llamé varias veces y fui ayer y antes de ayer y nadie me dio una respuesta. Fui a pedir la HC, y los estudios que le hicieron”.

“Hoy (jueves) llamé y hablé con la doctora Gabriela Rodriguez y ella me gritó que el Periodismo miente, que no estaba el resultado y me cortó el teléfono. Volví a llamar y hablé con otro muchacho y me dijo que él no sabía nada y que como era feriado no había ningún directivo. Me dijo que me iba a averiguar y después me llamaba y aún estoy esperando”.

“Llamé al Ministerio de Salud y no me dieron mucha bolilla, si me tomaron los datos míos y de mi familia para ver si nos iban a hacer el hisopado, porque estaríamos todos en peligro, pero todavía no pasó nada. Porque yo pude haber contagiado a mucha gente, porque fui a hacer trámites, estuve en contacto con gente. Fui a la clínica un montón de veces. No tengo sintomas ni ninguno de mis familiares por ahora”.

“Mientras ella estuvo internada en Terapia no tuve contacto ni pude verla nunca, yo les pedía verla pero me decían que por protocolo, no se podía. En el Certificado de Defunción no dice nada de Covid, pese a que ellos decían que era posible Covid. El Certificado está firmado por Guillermo Cutuli”.

“Intenté comunicarme con el Comité de Crisis y no obtuve respuestas. Le dejé un mensaje de Facebook al Intendente pero tampoco obtuve respuesta. La Municipalidad está cerrada por el feriado, así que tampoco tuve respuestas ahí”.

“En ningún lugar del EPICRISIS pusieron el golpe en la cabeza, que es por lo que ella entró. Ahora dudo de todo, hasta de los estudios que le realizaron, no sé si habrán sido de ella”.

“Ellos me decían de manera verbal que ella tenía una neumonía de vieja data, pero yo no creo que eso sea cierto porque ella no manifestaba nada, era muy activa y yo creo que si ella tenía una neumonía de vieja data algún malestar debería presentar. Estaba muy cuidada por todos nosotros. Yo creo que en la clínica hubo abandono de persona. No quiero que esto le pasé a nadie más”.

Compartir en las redes



Y vos que opinas?

dailysexporn pornva pornhere porngood